BDM: EL CAMINO DE CHUTY HACIA LA GLORIA

Chuty se hizo con la corona de BDM Deluxe por primera vez en la historia. El sábado 17 de noviembre tuvo la oportunidad de competir por la victoria en Chile, contra MC’s como Teorema, uno de los locales, o Aczino, el vigente campeón. Es necesario hacer un repaso de su camino hacia la victoria, pasando por sus diferentes batallas hasta llegar a la final soñada con el mexicano.

Por: Andrea Nicolás

En octavos de final, se enfrentó contra una de las mayores sorpresas de la noche: Ritmodelia. El guatemalteco consiguió dos réplicas contra Chuty, aunque finalmente fue este quien pasó de ronda. Sorprendió la actitud de Ritmodelia, muy tranquilo, con energía y ganas. Conectó con el público desde el primer momento y transmitía mucho sentimiento en sus rimas, en especial en la primera ronda, en la que debía improvisar un minuto sobre “abuso policial”. Chuty, por su parte, comenzó también relajado, con juegos de palabras, dobles sentidos y mucho ingenio, pero poca sangre. De hecho, en la segunda ronda, un 8x4, se dedicó más al freestyle que a atacar a su rival. Sin embargo, en cuanto el centroamericano le increpó: “no subestimes a tus rivales”, el madrileño cambió de actitud radicalmente y desplegó su agresividad al máximo nivel.

El podio internacional: Chuty (1°), Aczino (2°) y Kaiser (3°) - https://www.instagram.com/bdmprensaoficial/?hl=es

Durante la primera réplica, Ritmodelia ganó confianza y se creció; de hecho, comenzó parando la batalla con la ya famosa rima de “San Jony Beltrán”. Chuty aprovechó para improvisar con muchas skills y su característico flow, con lo que el público se volvió loco y los MC’s tuvieron que hacer una pausa hasta en dos ocasiones. Con la segunda réplica, que la audiencia pidió a gritos, el guatemalteco se decantó por la métrica y las técnicas, con mucha energía, y el español terminó de sacar sus mejores armas, que le hicieron ganar la batalla. Sin duda, fue uno de los mejores enfrentamientos del día, que dejó rimas históricas y demostró que Centroamérica tiene nivel de sobra para participar en este tipo de eventos.

La ronda de cuartos dejó un duelo entre Chuty y Tiago, una de las promesas de Argentina, que figura entre los diez mejores en la tabla de ascenso a la FMS. En el primer round, en el que debían improvisar acerca del concepto “llaves” y “candado”, Chuty realizó muchas comparaciones con un gran ingenio que comenzaron ya a decantar la batalla. Mientras, Tiago destacó por su flow, uno de los fuertes de los gallos argentinos. En el segundo round, el del minuto libre, el DJ optó por una base de doble tempo que fue brutal para los MC’s. Por su parte, Tiago fluyó de forma bestial, y aprovechó para desplegar sus skills y dejar bastantes rimas muy buenas.  Sin embargo, el papel de Chuty fue de otro mundo. Al principio de su minuto, parece que hubo algún problema con el beat y se cortó la base. Lejos de guardar silencio y esperar a que el contratiempo se solucionara, la bestia de Entrevías continuó su minuto a capela. Pero no se limitó a improvisar de forma básica, sino que hizo un minuto a doble tempo brutal, y, además, sin base. El gallo supo aprovechar lo que podría haberle supuesto una desventaja para llevarse la batalla a su terreno. A pesar del buen desempeño de Tiago, la excelencia sobrehumana de Chuty se impuso, y el jurado así lo dictó.

Los finalistas junto a RBN, representante colombiano - https://www.instagram.com/p/BqVkUF2l_tX/

Su enfrentamiento contra Teorema en semifinales parecía un déjà vu de la final de Supremacía MC. Y, al igual que en esa batalla de septiembre, los jueces se decantaron por Chuty. En la primera ronda, un 8x4 con personajes contrapuestos “perro” y “gato”. Teorema comenzó con un flow increíble y con mucha actitud, mientras que Chuty optó por la actitud agresiva, acercarse a él y plantarle cara. El chileno improvisó varias rimas sobre la temática con ingenio y mucha agresividad, sin dejar de lado las skills, con unas métricas muy elaboradas. El español, por su parte, le atacó por ser local con muy buena actitud, respondió al momento a los punchline de Teorema e incluso aprovechó para fluir con doble tempo. En el segundo round, se atacaron hablando de Supremacía MC, y Chuty recordó aquella rima que le dedicó en la primera temporada de la FMS a Hander: “Voy a BDM, voy a Supremacía, este año voy a quitarte lo poco que tenías”. En efecto, el madrileño se ha llevado las dos competiciones internacionales, tal y como había vaticinado.

En la primera réplica que pidió el jurado, un 4x4 libre, el español tuvo un ingenio rebuscado, combinado con juegos de palabras y un buen flow, aunque se trabó en una rima y no la encajó bien en el beat. Teorema, por su parte, también destacó por su flow, pero ambos flojearon en algún momento. Ya en la segunda y última réplica, con la temática de “preguntas sin respuesta”, Chuty se ciñó más al tema y Teorema optó por jugar con el público, lo que acabaría por salirle mal cuando un chico de la primera fila contestó algo que el MC no tenía planeado, y le descolocó. Al terminar el enfrentamiento, fue Chuty quien logró el pase a la final contra Aczino, a pesar de que la audiencia estuviera acostumbrada a la batalla mítica entre el mexicano y el chileno.

Postal del equipo Deluxe - https://www.instagram.com/p/BqQkpu5leAM/

En esta final soñada, Aczino lograba el récord de más finales consecutivas en BDM Deluxe: nada más y nada menos que cuatro. De ellas ha ganado dos, en 2015 y 2017. Chuty, por otro lado, partía con la inexperiencia en esta competición, en la que debutaba. En el primer round, al estilo de la ronda deluxe de FMS, con tres entradas a capela y otras tres con base, improvisaron acerca de la temática del cielo y el infierno. “Dios” y “el demonio” no dejaron de atacarse con respuestas al momento y mucha fluidez. Aunque Mau no supo sacarle el máximo partido los dos primero patrones, conectó muy bien con el público y supo manejarlo con sus métricas, y Sergio se ciñó mucho a la temática, aprovechando la similitud con los propios gallos.  El segundo round comenzó a decantar un poco la batalla del lado del español, que entró a la base de manera magistral, frente a un Aczino que perdió un patrón. Partiendo con esta ligera desventaja, el mexicano disfrutó al máximo el tercer round, en el que rimaron acerca de los cinco elementos del Hip Hop, representados en objetos: rap, breakdance, DJ’s, grafiti y conocimiento. Aunque encajó mal una de sus rimas, transmitió mucho sentimiento a la audiencia en esta ronda, por los que la balanza se estabilizó y el jurado se vio obligado a dictar una réplica.

En este desempate, Chuty se volvió muy violento y agresivo, con la actitud digna de un campeón. La ronda estuvo llena de ataques, contestaciones e ingenio por parte de ambos, pero algunas respuestas de Chuty, como la reciclada “Soy yo el que está de visita, así que batalla bien y no llores como niñita”, encajada en el contexto y el momento perfecto, decantaron definitivamente la batalla.

Después de una jornada muy larga, con casi todos los enfrentamientos llenos de réplicas, el jurado dio la victoria a Chuty. Después de que su brazo se alzara, Aczino y él se abrazaron, haciendo gala del respeto y la admiración mutuas. El español se corona así como campeón de BDM Deluxe en su primer intento, contra el bicampeón de la competencia. Además, es el gallo con más títulos internacionales de 2018, entre ellos Supremacía MC, BDM Deluxe y LFP. Sin duda, el traspiés que sufrió contra Blon a principios de noviembre no le han quitado el hambre de victoria y las ganas de seguir siendo uno de los mejores, si no el mejor, del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.