BNET DA UNA CLASE MAGISTRAL ¿Y AHORA QUÉ?

El madrileño se coronó en el Wizink tras destrozar moralmente a cada uno de los rivales que se le pusieron enfrente, dejando un precedente único en el freestyle nacional.

Por: @acarriog 

Hacía mucho que nadie hacía lo que Bnet. No tras el parón, al menos. Y no, esto no hace referencia a ganar saliendo como reserva, que también. Esto es sobre cómo Bnet consiguió vencer paso por paso a todo lo que le salió por delante. Mientras sus rivales buscaron la conexión con el público y la contundencia prototípica, el madrileño paseaba por la tarima como un profesor al que no le hace falta decir que sabe de lo que está hablando. Porqué se le notaba por todos los poros.

Lo de hace una semana es histórico. A la altura de la victoria de Arkano en 2009. Si Walls sentenció a Invert en Barcelona, estableciendo un símbolo del inicio real de la nueva generación, Bnet ha hecho algo todavía más grande. Derrocó de forma completa al propio murciano y a Force, que, salvando las distancias en cuanto a forma, contenido y calidad de su punch, son dos referentes que no rompían del todo con el esquema clásico. Bnet sí. Y sí, su estilo bebe claramente de Jaloner y no es exactamente el paradigma de la máxima originalidad, pero es algo que él se ha hecho a medida. Es un personaje y una forma de rapear que no estaba en ninguna quiniela de ninguna Red Bull.

Sienta un precedente. A pesar de los comentarios sobre que le puede faltar punchline, a Bnet eso es lo último que le falta. Como comentaba @soprano_35 , entre otros análisis muy depurados de la final, el campeón nacional ha demostrado una y otra vez que es ridículo decir que carece de punch. Saltó a la “fama” en su batalla contra Klan, donde dejó de manifiesto que no solo estructura y fluye como pocos, sino que elabora golpes que son dagas afiladas. A Mowlihawk le dió donde más le dolía, destrozando sus bromas y su personaje con ese 1000, 2000, 3000. Y a Force lo dejó totalmente fuera de la batalla respondiéndole a todo, con una coherencia que el gallego no ha sido capaz de conseguir nunca.

Bnet demostró en su primera batalla conocida que tiene un abanico gigante de skills y punch.

Y aquí es donde Bnet hizo que los seguidores de las batallas tomaran apuntes. Reventó la burbuja que rodea al dos veces subcampeón. Por una vez el público de Red Bull vió que Force no construye el punch, sino que carga todo en su última frase, y deja absolutamente de lado todo lo que le precede. Tiene una falta de vocabulario encima del escenario, que le hace construir frases sin ningún sentido. Eso sí, con un remate que puede dejarte fuera de la batalla. Y no es de extrañar. El ingenio por el ingenio, la sangre por la sangre es algo muy característico del freestyle que se muestra en esta competición. Pero Bnet cogió todo esto y lo desmontó en directo.

No es solo la frase del Big Bang. Esa es casi la guinda del pastel (y todavía quedaba una ronda de la final más desequilibrada que se ha visto en España). Primero lo hizo con Errecé, que le retó a tirar un minuto de freestyle. Grave error, ya que pocos construyen los 60 segundos como Bnet. Mientras va estructurando crea una atmosfera de tensión por saber donde va a acabar todo. Y cuando lo remata, simplemente explota. En el 4x4, Errecé se agarraba a todo lo que podía para no caer otra vez en cuartos, pero Bnet le iba comiendo terreno hasta dejarlo fuera.

Y de la misma forma apartó a Walls, serio candidato al título. A pesar del buen minuto del murciano, Bnet dejó clara la base de su freestyle: “soy la esperanza de los que no se piensan ninguna”. Walls entró con mucha seguridad, pero ahí ya empezó a notar que esto podía irse fácil de sus manos. Y se le fue, porqué Bnet no dejaba de construir y contestar, ganándose cada vez más al público. Exactamente el mismo patrón que siguió con Force.

Desde la primera ronda Bnet consiguió desconcertar a un Force que perdió la conexión con el público.

El gallego se encaró ante un Bnet impasivo. Force usó todas sus armas, básicamente el punch y la conexión con el público, pero quedó vacío ante lo completo del freestyle del campeón. Hay poco que añadir al hilo de @soprano_35 nombrado anteriormente, pero es que posiblemente es la final más desequilibrada de la historia. Esto tiene que marcar el desarrollo de las batallas en España. Si en 2017, incomprensiblemente, algunos clamaban “tongo” al cielo por su final contra Chuty, Bnet conisguió callar esas voces porqué desmenuzó el motivo de las victorias de Force. A Bnet no le gritaron todo, hizo que con cada rima todos gritaran. Porqué había un motivo para hacerlo.

Porqué elabora el punch desde su primera o segunda barra. Porqué no hace nada de lo que un campeón de Red Bull suele hacer. Porqué no lo grita, lo rapea. Bnet fue una revolución en directo. Una clara demostración de como vencer al punchline básico y efectivo. Una nueva referencia para los MC’s que salen a practicar su freestyle en plazas y escenarios. Una nueva oportunidad para sacar a la luz estilos propios, para dejar que se rompa el esquema post-parón. Y aunque suene pretencioso, Bnet puede ser un nuevo Big Bang.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.