ROBLEDO: “NO LE TENGO MIEDO A NADIE”

Robledo conversó con El Estilo Libre acerca de sus expectativas para la final nacional de Red Bull Batalla de los Gallos, la victoria ante Aczino y su lugar en el freestyle español.

Por: Rocio Caro Pacello

En apenas un poco más de dos años, Robledo ha cosechado suficientes logros como para ganarse el título de “promesa”. Pero quizás ya le esté quedando un tanto chico. Él mismo asegura que “estar en una nacional de España te hace que seas el presente”. Y en lo que va del 2018, demostró que realmente puede vencer a los más grandes del mundo, como Aczino. ¿Podrá ganarle todo el que se ponga en su camino en la final nacional de la Batalla de los Gallos? El MC madrileño cuenta sus sensaciones.

¿Cómo te estás preparando para el sábado?

No me pongo en mi casa unas bases así con palabras, ni nada. Eso es algo que, si vas mentalizado y con ganas, lo vas a hacer bien. Es algo que tú llevas dentro, tan espontáneo que por mucho que hayas entrenado, si por ejemplo te sale un tema o una palabra que tú sabes, lo vas a hacer bien. Pero si te sale otra que no tienes idea, lo vas a hacer mal. Entonces no me rijo a entrenar ni prepararme. Obviamente estoy entrando con mis colegas y todo eso. Pero yo voy a hacer lo mío. Voy muy mentalizado, eso sí, con muchas ganas y sé que lo puedo conseguir.

Hay freestylers que hablan más de los nervios que otros. ¿Son para vos un problema?

Los nervios son un problema dependiendo de cómo los afrontes. Yo sé afrontarlos bien porque de hecho cuanta más gente haya, cuanto más importante sea la situación, más ganas le pongo. Y al final me sale mejor, gracias a Dios. Si tú vas presionado del “tengo que hacerlo, tengo que hacerlo...”, al final esos nervios van a jugar una mala pasada. Pero si vas con nervios buenos, te sale bien.

Sos cinturón negro en karate y practicaste seriamente otros deportes como el fútbol de salón. ¿Sentís que la disciplina adquirida en otros deportes te ayuda para el freestyle?

Sí, la disciplina y sobre todo en la cabeza, en lo que es madurar. Te enseña mucho sacrificio, mucha responsabilidad. Por ejemplo, cuando practicaba fútbol sala o karate, al día siguiente tenía competición o partido y cuando se iban de fiesta mis colegas, yo me quedaba en casa porque sabía que lo primero era lo primero. Y que si doy mi palabra al equipo de que voy a estar bien durante todo el año, que es a lo que te comprometes cuando entras, pues lo tienes que cumplir. Tú te comprometes a ir una competición y sabes lo que tienes que hacer para dar el nivel en esa competición. Entonces pienso que la madurez y la responsabilidad de una persona también vienen mucho de eso y a mi me aporta mucho la verdad.

Tu primera competencia importante fue la regional de Barcelona de BDM en 2016. ¿Cómo fue viajar y en tu primera competencia salir subcampeón?

No me lo esperaba para nada. Para mi era descubrir un mundo nuevo, sinceramente. No sabía cómo iba a ser la regional porque no había visto ninguna nunca. Pero bueno, me vi en la lista y dije: “Voy para allá y que pase lo que tenga que pasar. Yo voy a hacer lo mío y si hay suerte bien y si no lo seguiré intentando.”

¿Por qué en estos tres años te quedaste en BDM o Gold Battle y no te presentaste a Red Bull?

En esa época no me veía preparado al nivel suficiente como para competir en una Red Bull. Veía gente muy buena, pero tal vez no estaba preparado mentalmente. El año pasado dudé en apuntarme, pero al final decidí que no porque veía que mentalmente no estaba preparado. Entonces prefería estar un añito más yendo a batallas como BDM, Gold Battle, o incluso a otros eventos y ya prepararme mejor para este año. Y me parece que ha salido bien (risas).

Sí, porque fue tu primer año y clasificaste a la nacional como subcampeón regional. ¿Te hace sentir más seguro haber conseguido la medalla de plata en Sevilla?

La verdad que sí. Lo que digo siempre es que si consigues algo significa que el trabajo ha dado sus frutos. Que todo este tiempo significa que lo has estado haciendo bien, o bueno, lo suficiente como llegar hasta ahí. Pero vamos, fue una experiencia única, que es un sueño desde pequeñito. Cuando empecé a ver batallas decía “joder, cómo me gustaría ir a una nacional de Red Bull. Me encantaría”. Y la verdad que es cumplir un sueño, estoy muy contento.

¿Te sentiste cómodo en el escenario de Red Bull?

¡Sí! Sinceramente ha sido incluso el evento que menos nervioso he estado. Me encontraba súper bien. Bueno, también a lo mejor porque no tenía nada que perder. No iba relajado, pero sabía que tenía qué ganar, pero no qué perder. Entonces creo que eso fue lo que hizo que me sintiese más a gusto y más relajado.

Resulta imposible no preguntarte sobre tu batalla con Aczino. En la entrevista que hiciste en el Batmowli, dijiste que a partir de ahí otras organizaciones empezaron a tenerte más en cuenta. Pero ¿cómo fue para vos, anímicamente, eso?

Con muchísima confianza en mí mismo. Quieras o no, ganar a uno de los que para mis son los dos mejores de la historia —que son Chuty y Aczino— significa que todo es posible. Que se te ponga quien se te ponga le puedes ganar. Si tu vas bien preparado mentalmente, significa que puedes ganar a cualquiera y que nada es imposible.

¿Crees que el sábado le podés ganar a cualquiera?

Hombre, yo creo que sí. Si los nervios no me juegan una mala pasada, yo creo que sí. Tenemos todos un nivel bastante parejo. Por ponerte un ejemplo, cuando se presenta Chuty, sabes que un día malo para él es un día muy bueno para ti. Entonces voy con mucha confianza y con muchas ganas.

¿Ves como un alivio —no sólo para vos, sino para los 16 convocados— la ausencia de Chuty y los demás campeones nacionales?

Bueno, más que un alivio lo veo como quitar un poco de presión. Como ir más concienciado de que puedes ganar. En plan, a ti te toca Chuty y dices “hostia”. Es que tienes que sudar y sudar y sudar y sudar para ganarle. Pero, al saber que no están, es como quitarte presión y decir “sé que con mi nivel puedo ganar”. Pero si están ellos tienes que dar incluso un poquito más de lo que sabes que puedes dar.

¿Cómo te sentiste batallando con MC’s clasificados a la nacional en este último tiempo?

La única vez que me he sentido no tan tranquilo en el escenario ha sido contra Walls. Sabía que me tenía que esforzar mucho y encima las tres veces que me he enfrentado con él ha sido en su ciudad. Quieras o no, al saber que un gallo es de esa ciudad, tienes un poco de presión. Me he enfrentado contra Blon, Zasko, y bueno, Sweet Pain. Pero muy cómodo la verdad y pienso que si doy el nivel puedo volver a hacerlo o conseguirlo por primera vez sin lugar a dudas.

En una entrevista en Desde Abajo, previa a la nacional del año pasado, dijiste que si de haber estado en esa nacional de Red Bull, te hubiera gustado que tu final fuera contra Blon o Walls, que quizás ese año no eran los máximos favoritos. Pero esta vez sí llegan como los dos nombres más fuertes. Ahora que hay posibilidades de esto suceda, ¿lo seguís sosteniendo?

Viendo los participantes de este año, me gustaría con Walls o con Bnet. Y Botta diría incluso también. Walls, Bnet o Botta. Walls es el rival más grande, sin duda. Es el único al que le tengo respeto. Miedo no es, miedo no es a nadie. Pero respeto decir “hay que tener mucho cuidado con él”, a Walls, el único. Porque pienso que es un rival muy completo en todas las facetas: te puede hacer una métrica muy buena, un doble tempo muy bueno, punchlines buenísimos de esos que hace él. Los demás rivales a lo mejor pienso que pueden ser muy buenos en una cosa pero pueden flojear en otra. Entonces es el rival al que más respeto le tengo de todos.

Llevas un muy buen 2018, que empezó con tu batalla contra Aczino, siguió con el subcampeonato regional de Red Bull en Sevilla y ahora el campeonato regional de BDM en Logroño. ¿Te sentís en un lugar de favorito para la nacional?

El hecho de haber ganado eso claro que te pone en una condición de que los demás freestylers digan “hostias, hay que tener cuidado”. Pero más allá de eso, es el nivel que vayas dando en las competiciones. O sea, si por ejemplo yo hubiera perdido en cuartos de otra competición pero hubiese dado un nivel muy bueno, pienso que también se me tendría en cuenta. Hablo por mi y por todos los demás. Pero sí, también por haber hecho eso te tienen más en cuenta y te ven como más peligro.

¿Y cómo creés que juegan esos logros con el público?

El cariño pienso que te lo ganas con cómo tratas al público, cómo tratas tu imagen también. Yo veo con muchas ganas allí en Madrid encima, que es mi ciudad. Pienso que el público tiene que apoyar a todos por encima de todos pero al ser también mi ciudad siempre —quieras o no, el freestyler quiera o no—, siempre cuando uno compite en la ciudad de donde es siempre se lo va a apoyar un poco más.

Después de varios años y logros importantes como los que conseguiste en las regionales de BDM, ¿te pesaba la etiqueta de promesa, que parece haberse ido por completo en este 2018?

La verdad que no, es algo que yo ni pienso. Me dicen que soy una promesa, que… muchas cosas. Pero yo voy a lo mio. Si soy una promesa para algunas personas, pues bienvenido sea. Si soy un presente para otras, pues bienvenido sea. El que tiene que pensar en eso soy yo, para mí mismo, y decir “hostias, yo voy a hacer lo mío, da igual que sea una promesa o el presente.” Si me pones enfrente a uno, le tengo que ganar, da igual que sea promesa, sea presente, sea pasado, sea lo que sea.

¿Cuál sentís que es tu lugar en el panorama del freestyle español actualmente?

A ver, obviamente estar en una nacional de Red Bull te hace que seas el presente de España, pero no quizás ese escalón en el que pueden estar Chuty, Arkano, Skone. Dentro de lo que es la élite (hablamos de panorama internacional), pues no. Pero a lo mejor, élite de España podría ser.

Actualmente estás octavo en el ranking de ascenso a la Freestyle Master Series (FMS), ¿te ves en la liga?

Sí, voy octavo. Todavía me queda la regional de Gold Battle y las nacionales.

Sí y las dos nacionales que más puntos suman y están muy parejos. Todo se va a definir en dos semanas...

En dos semanas, efectivamente, todo ahí se va a definir. Lo de “élite de España”, por catalogarlo así, me considero estando ahí porque pienso que tengo el nivel y el sitio. Pero como yo también está Bnet, Sweet Pain. No quiere decir que sean promesas, la gente que ya se ha consagrado también puede estar ahí.

¿Cómo crees que sería tu rendimiento en una FMS 2019?

Me veo con posibilidades de hacerlo bien, de hacer un buen papel. Obviamente arriba arriba a lo mejor no. Pero a mitad de tabla, tener un buen sitio, yo creo que podría ser.

¿Te gustaría volver a cruzarte con Aczino?

Sí, por supuesto. De hecho me gustaría enfrentarme contra él el 20 de octubre, que tenemos un evento en Jaén. Yo sé que estaría muy difícil volver a ganarle, eso está claro. Siempre es difícil. Pero me gustaría una revancha, por así decirlo, con él.

De los clasificados a internacionales, ¿con quién te gustaría encontrarte?

Me gustaría mucho con Dtoke y posiblemente con Teorema. Porque pienso que tienen un estilo muy agresivo: mucho punchline, mucha agresividad. Entonces pienso que somos muy parejos de estilo. No parejos de nivel, sino de iguales. Y me gustaría enfrentarme contra ellos porque pienso que podría salir una batalla muy buena la verdad.

¿Cuáles son tus objetivos en el mundo del freestyle?

Llegar a representar a mi país en una internacional, ya sea en Red Bull o en BDM. O un evento, llegar a representar a mi país y poder ganar esa competición.

Ya sea en la BDM Deluxe en Chile o en la internacional de Red Bull en Argentina, ¿cómo te ves representando a España a fin de año?

Me sentiría genial, súper bien la verdad. De hecho tengo muchas ganas de viajar para representar a España, de viajar a Latinoamérica. Es algo que afrontaría con mucha ilusión y muchas ganas.

1 thought on “ROBLEDO: “NO LE TENGO MIEDO A NADIE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.