RED BULL: PEPE GRILLO Y VALLES-T VUELVEN A LA INTERNACIONAL COMO BICAMPEONES

Así llegan Valles-T y Pepe Grillo, los dos gallos que fueron capaces de conseguir una doble coronación en sus respectivos países, a la Final Internacional.

Por: Santiago Iglesias

Que las batallas van por días es algo que quedó claro. Dtoke, campeón internacional, es un claro ejemplo de eso: hay veces que es una arrolladora capaz de pasar por encima todo lo que tenga delante, mientras que otros días no ocurre eso. Muchos campeones nacionales a lo largo de la historia de las competencias se pueden explicar a base de  tener un día de inspiración. Sin embargo, llegar dos veces a ese mismo objetivo deja en claro que la primera vez no fue casualidad.

En Colombia, un país que no llega a ser potencia pero que sí suele entregar buenos representantes, Valles-T fue el primero en lograrlo durante este año. El caleño tiene la constancia como una de sus características: su camino en Red Bull empezó en 2012. En esa oportunidad perdió, al igual que al año siguiente. No se presentó en 2015 para llegar recargado al 2016, año en el que daría el salto de categoría. Con el título nacional entre manos entregó una memorable actuación en la internacional. Para terminar de confirmar el impulso en su forma de rapear, en la Double AA compitió de igual a igual contra Chuty y entregó una de las batallas de la jornada.

Valles-T ante Chuty, en la D.AA 2017

Este año volvió a demostrar que está un escalón por encima de sus compatriotas. Se convirtió en el primer bicampeón de la historia de su país en una noche en la que solo consiguieron sacarle una réplica, en la final. Su actitud en el escenario, sumado a su manera de enfrentar las situaciones adversas, serán sus principales armas para tratar de superar su puesto anterior en la internacional (cuartos de final). En Chile, Pepe Grillo fue el gallo que obtuvo el bicampeonato con una particularidad: lo logró en años consecutivos, 2017 y 2018. Necesitó menos intentos que Valles-T: en 2016 se inscribió por primera vez, aunque quedó afuera en su batalla debut de la regional contra Dref Quila. La frustración de su breve participación lo hizo regresar con más fuerzas en 2017, año en el que tomó venganza frente a su anterior verdugo al ganarle en el duelo que definió al campeón. “El concepto es anon y hoy un anónimo te caga la carrera”, le soltó a Dref, el gran favorito del público, para marcar a fuego su nombre en la historia de Red Bull. Su buen nivel en la internacional se vio superado en la réplica por un Arkano que lo dejó fuera en octavos en una polémica batalla. 

Pepe Grillo en su primera coronación, tomando venganza ante Drefquila

Pero Pepe conoce de revanchas y es por eso no se iba a quedar de brazos cruzados. Estratega, armó su propio plan: desaparecer para aparecer con más impacto. Dejó de presentarse a eventos durante la primera mitad del año para que el peso de la presión popular no cayera sobre él, pero se mantuvo entrenado puertas adentro. Así, en una de las nacionales con más nivel y con más nombre del 2018, consiguió ser el mejor competidor de punta a punta. Potenció la puesta en escena para lograr darle más fuerza a sus otros atributos y, en una noche soñada en el Teatro Caupolicán, superó a cada uno de sus rivales para conseguir por segundo año consecutivo el cinturón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.