Quinto Escalón: entre el auge y el ocaso

 

La segunda edición en lo que va del año en el quinto fue polémica. El descontrol reinó. Enterate todo entrando en esta nota.

  Empezó siendo una tempestad y terminó de la misma manera. El fenómeno del mainstream del Quinto Escalón se personificó en un exceso de público que acudió a la Parque Rivadavia en Caballito para acompañar la mayor competencia underground del mundo. Faltas de respeto, avalanchas, Alejo amenazando con cancelar la fecha y ataque hacia algunos de los freestylers son algunas de las situaciones que anuncian el principio del fin del Kingto tal y como lo conocemos.

  El evento tardó en empezar por las dificultades para controlar la situación por parte de los organizadores: demasiado aforo para un espacio público, gratuito y sin ningún tipo de verticalidad (no hay nada que separe a los protagonistas del público). La gran capacidad y paciencia de Muphasa y Alejo lograron que, a pesar de los contratiempos, se lleve adelante el Quinto y, luego de las clasificatorias, los octavos dieron inicio.

OCTAVOS DE FINAL

  Octavos de final inició con una sorpresa: por la cantidad escandalosa de público alrededor de los freestylers, la primera ronda sucedió con un delegado por equipo, en vez de rapear ambos integrantes de las duplas. En primera ronda ya hubo sorpresas: Dam (representando también a Wos) cayó después de dar un nivel muy alejado de su máximo rendimiento, aunque su juego métrico es inherente a su forma de rapear. De todos modos, es obligatorio añadir que la primer batalla fue de bajo rendimiento en general debido al ruido constante e incesante de los asistentes.

  La siguiente batalla tuvo como preludio el intento de Alejo, bajo la amenaza de cancelar la fecha, de calmar a la masa eufórica y descontrolada que había acudido a presenciar los enfrentamientos. Al tener cierto éxito, pudo continuar y pasó Klan (quien representaba a la dupla con Replik). Además, MKS (como delegado con Duki) pasó luego de ganarle por réplica a Luchito en una buena batalla, Midel (Frijo) pasó a cuartos. Acru rompió el quinto después de uno de los minutos mas épicos y completos de la historia del kingto, una brutalidad de principio a fin con juegos métricos, punchlines y un acople al beatbox verdaderamente top. Nacho fue el siguiente en avanzar en el evento, Beelze pasó y Sony se sobrepuso cómodamente a sus rivales. La realidad sea dicha: A excepción de la batalla de Acru, los octavos fueron muy flojos teniendo de referencia a otros quintos.

CUARTOS DE FINAL

  Cuartos de final dio inicio con un freestyler clásico del freestyle argentino: Danyelus. Este, acompañado de Klave, se plantó frente a Klan y Replik dando una batalla muy pareja y de resultado discutible. De todos modos, los anteriores campeones y favoritos pasaron a la siguiente ronda sin dar su máximo nivel.

  La batalla que continuó el certamen fue Duki y MKS vs Acru y Faqq. Los viejos campeones contra los nuevos. Duki inició con minuto muy fluido y coherente, Faqq mostró una gran cantidad de recursos exhibiendo flow y respuestas muy interesantes, MKS tuvo un turno decente, y Acru llevó adelante un gran minuto, fluido y conectado, dando el mejor nivel de la tarde/noche.
El jurado dio una réplica polémica pero muy acorde al espectáculo. El round de desempate Faqq volvió a dar un nivel altísimo, en contrapunto Duki mantuvo un rendimiento constante, Acru bajó un poco su desempeño, mientras que MKS respondió bastante bien, cerrando un gran minuto y, por ende, llevándose la batalla.

  La tercera contienda de cuartos fue Tuqu y Nacho vs Midel y Frijo, pasando los primeros después de un enfrentamiento flojo en cuanto a las expectativas de estos cuatro habitués del kingto.

  Sin embargo el enfrentamiento esperado vendría en el final de la ronda: Beelze y Paulo vs Sony y Cober. A pesar de las altas expectativas, el nivel no fue el mejor a excepción de Beelze. Por ello, cuando el jurado dictaminó la réplica, el público que se había calmado volvió a dar la nota cuando pitaron hasta el cansancio y tardaron en volver a dejar espacio a que los freestylers continúen con su improvisación.


La réplica fue buena por parte de Sony y decente desde el freestyle de Cober, mientras que, enfrente, tanto Paulo como Beelze hicieron minutos chatos pero los remataron fuerte: el jurado dictó la segunda réplica y, de nuevo, la enardecida masa que asistió al Parque Rivadavia se hizo escuchar durante lo suficiente como para no pasar desapercibida.
El segundo desempate fue entre Beelze y Sony, donde ambos no pudieron desplegar su máximo brillo y, a pesar de ello, el compañero de Paulo supo imponerse desde el punchline tan particular que lo caracteriza.

SEMIFINALES

  La semifinal dio inicio con una buena contienda entre Nacho y Tuqu vs Replik y Klan en la modalidad de minuto por minuto de fuego cruzado. Fue Nacho quien comenzó la batalla, dando un buen minuto en el cual recurrió a referencias sobre otras batallas, lo que causó que, en el minuto que le subsiguió de Replik, este soltara una fuerte respuesta de la misma índole. Por su parte, Tuqu soltó un minutazo desde el primer patrón hasta el último, dando un rendimiento de espectáculo. En contraparte, el campeón de las plazas inició su turno con una de sus típicas respuestas de primer patrón, aunque después fue irregular y bajó la intensidad.

La réplica obligatoria la arrancó Replik, dando un nivel poco constante. Al jóven lo continuó Nacho quien tampoco destacó y fue relevado por Klan, quien llevó adelante un muy buen minuto en el que superó la inconstancia de su anterior turno.

  Pero el que logró volver a parar el Kingto fue Tuqu. Desde la primera línea se veía venir una respuesta fuerte, pero nadie se imaginó semejante sacada. En su turno, la dupla de Nacho comenzó con un relleno en el que refería a arreglar sus problemas con Klan, para luego rematar: “esta bien, el problema lo voy a arreglar acá, te voy a bajar los… ah no, pará”. Todos los presentes explotaron. Todos menos Klan. El jurado decidió, quizás impulsados por pregonar el show, que sea réplica.

Después de un primer minuto normal por parte de Nacho, Replik contestó mucho en un buen minuto. Tuqu, después del minutazo que se había sacado en su anterior round siguió en un gran estado de forma, prometiendo un gran futuro para el resto de los quintos. Sin embargo, ahí estaba Lucas, expectante. Hacía tres minutos que no cabía en si del afán de responderle a Tuqu. Y si que lo hizo. Primero, una impresionante respuesta a Nacho: “vos naciste nazi, yo nací para que los negros comiencen la venganza”, y luego una fuerte contestación a Tuqu: “perdí los dientes por no callarme, y tener respeto por no callarme jamás” consecutivamente, y un gran cierre de minuto. En consecuencia Klan y Replik se convirtieron en los primeros finalistas.

  Después de un primer minuto normal por parte de Nacho, Replik contestó mucho en un buen minuto. Tuqu, después del minutazo que se había sacado en su anterior round siguió en un gran estado de forma, prometiendo un gran futuro para el resto de los quintos. Sin embargo, ahí estaba Lucas, expectante. Hacía tres minutos que no cabía en si del afán de responderle a Tuqu. Y si que lo hizo. Primero, una impresionante respuesta a Nacho: “vos naciste nazi, yo nací para que los negros comiencen la venganza”, y luego una fuerte contestación a Tuqu: “perdí los dientes por no callarme, y tener respeto por no callarme jamás” consecutivamente, y un gran cierre de minuto. En consecuencia Klan y Replik se convirtieron en los primeros finalistas.

 

  La segunda semifinal fue MKS y Duki vs Beelze y Paulo. Este último fue quien inició el primer round, Duki contestó un buen minuto y Beelze soltó una serie de punchlines de gran potencia y respuesta. MKS, sin un gran rendimiento, equilibró la balanza. En la réplica obligatoria Duki mejoró su nivel, mientras que Paulo fue poco constante durante su turno. El hermano de Wolf, comprendiendo las expectativas, tuvo un flojo desempeño a pesar de su punchline final. Beelze altercaba punchlines buenos y flojos hasta que, por algún motivo, se desconcentró y, desde allí, la decisión final del jurado fue clara.

FINAL

  La final entre Klan y Replik vs MKS y Duki fue de las batallas de competición más extensas de la historia. El primer hit lo dio Klan “es que mi iuju está fuera de control”, partiendo la batalla (cosa que Muphasa critíca instantáneamente). El segundo golpe lo dio MKS “siempre terminas un puesto abajo mío”. Antes del inicio de la segunda parte, con el descontrol causado por la irrupción del público en la línea de Klan, Alejo tuvo que volver a intentar manejar el público. La réplica obligatoria continuó con un nivel regular, sin ningún pico de rendimiento, a excepción de un punchline aislado de Klan en respuesta a la línea destacada de MKS, lo que desembocó en una réplica como veredicto del jurado.

El encargado de iniciar la primera ronda de desempate fue Replik, quien soltó un minuto estructurado, coherente, conectado a partir de un constante juego de esdrújulas, cambiando los acentos silábicos. Después de un turno bueno de Duki, Klan soltó una serie de punchlines muy fuertes. La batalla parecía completamente inclinada para la dupla ganadora del último 2vs1, pero MKS logró conseguir otra réplica luego de un buen minuto.

En la segunda réplica todo continuaba normal hasta que la situación se volvió a desbordar: en el turno de Replik, Duki interrumpe acusando que le habían arrojado un encendedor. A pesar de ello, decidieron continuar sin frenar demasiado tiempo, y Klan aprovechó la situación: “No falte el respeto. No falte el respeto, ¿me oyó?, el único que maltrata esta noche a este soy yo”, volviendo a explotar y quebrar la dinámica de la situación. A partir de esto, el jurado se decantó por Klan y Replik, coronándose como campeones de la fecha.

El quinto perdió su esencia como competición underground. La situación se descontroló completamente y el crecimiento masivo afectó al desempeño. No solo por la falta de respeto, o por la imposibilidad de competir dinámicamente, sino por el peligro que corren tanto el público como los freestylers. De momento, solo queda esperar para ver si los organizadores toman cartas en el asunto y dan un cambio brusco entendiendo la situación. Si no, la cosa va a ir a peor, prometiendo un desencadenamiento de eventos desafortunados que opaquen la buena reputación del evento. La repercusión ha sido contraproducente para continuar en Plaza Rivadavia. Quizás sea hora de que el Kingto evolucione. O podría ser algo que lamentar.

1 thought on “Quinto Escalón: entre el auge y el ocaso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.