¿HASTA QUÉ PUNTO VALEN LAS RECICLADAS?

Las rimas recicladas tomaron, año tras año, más protagonismo en la escena. ¿Hasta que punto está bien utilizarlas?

Por: @Carlossua18

El debate sobre las rimas recicladas en el freestyle está a la orden del día. Es un tema complejo ya que cada situación y cada rima son diferentes y sería injusto meterlas todas en el mismo saco. Por ello, vamos a tratar de diferenciar entre los tipos de recicladas e intentar entender cómo y por qué han ganado tanto peso en el panorama actual llegando a colarse en una Final Internacional entre los dos mejores del mundo.

Si bien la palabra “recicladas” es algo relativamente novedoso en el argot de las batallas, el concepto viene de lejos: en 2009 McKlopedia reciclaba una rima sobre las zapatillas de Nike que Piezas le había dicho un año antes en México. Sin embargo al ser algo novedoso, lejos de recriminárselo se puede ver como Piezas se ríe y le celebra la rima.

Durante varios años se podían clasificar las recicladas en dos tipos: las originales que encajaban perfectamente en el contexto de las batallas (Aczino vs Invert 2014 con una rima que el español le había tirado a Piezas en 2008) y las rimas copiadas “a escondidas”, sin que el público lo supiera (hay que tener en cuenta que la mayoría de batallas no se grababan y no existían las rimas virales) que se solían representar por el rival chocando un brazo contra el otro y eran muy mal vistas.

El cambio en la manera de reciclar rimas se produce a mediados de 2016. Es difícil establecer un punto fijo pero hay dos batallas que ejemplifican claramente cómo se pasa de algo puntual y completamente justificable a un hábito que puede llegar a levantar sospechas y en todo caso resta originalidad.

La primera es la exhibición de Aczino y Skone en la BDM Pandillas de octubre, es la primera batalla en la que vemos responder una reciclada literal con otra, entrando en una especie de bucle momentáneo. Si bien copiar palabra por palabra una rima es una falta de originalidad, el contexto de la batalla de exhibición lo justifica y la reacción del público lo avala. Sin embargo, tan sólo dos meses después en la final del especial 2vs1 del Quinto Escalón, Replik y Klan vs Underdann y Trueno, se produce la primera batalla competitiva en la que las recicladas tienen un peso importante. Ciertamente las rimas no son copias literales como en el anterior caso pero tampoco se trata de una exhibición si no de una competición con jurado de por medio.

A partir de ahí el fenómeno empezó a crecer y no tardó en cruzar el charco y saltar a las grandes competiciones con el Invert vs Walls, claro ejemplo de cómo se puede y cómo no se debe reciclar una rima. Y es que ahí está la clave del asunto, en el cómo, lo que nos lleva a diferenciar varios tipos de recicladas.

La primera es la más obvia, reciclar una rima como respuesta al que te la dijo (por ejemplo Ecko a Trueno sobre sus técnicas), puede ser sospechoso en cuanto a la espontaneidad pero es aceptable si es algo puntual.

La segunda es reciclar una rima como respuesta al que se la dijo a otro, es más sospechoso aún pero puede llegar a estar justificado si se hace bien y en el contexto adecuado (por ejemplo Dominic a Teorema en la BDM Deluxe una rima que el chileno había tirado a Aczino el año anterior en la misma competición).

En tercer lugar estarían las rimas recicladas por el propio MC que las dijo (Wos y su reticencia a hablar de sexualidades) dependiendo del contexto pueden estar bien y cuentan con el respaldo de que al menos se le ocurrieron a quien las dice.

Similares a estas últimas son las rimas recicladas contra el Mc al que se la dijeron (DrefQuila y el juego de palabras con su nombre) también pueden encajar en determinados momentos o batallas aunque de cualquier modo restan originalidad.

Por último, reciclar una rima porque sí, sin contexto alguno ni relación con quien la dijo en primer lugar, por el simple hecho de que es viral. Por ejemplo “Asaa, te asustaste”, este ejemplo es realmente esclarecedor ya que la rima en sí es muy simple, el contexto hizo que funcionara perfectamente cuando la dijo Shair pero no tiene sentido utilizarla en otra batalla más allá de buscar la reacción del público.

A estas hay que sumarles otro tipo de recicladas y son aquellas rimas que trascienden la rima en sí y pasan a definir al freestyler como una característica más (ya sea a quien la dijo o a quien se la dijeron). Se podría decir que quien las utiliza no está reciclando una rima sino aludiendo a un concepto que este creó. Como ejemplos las campanas y Klan o Lit Killah y las pilas. Un caso parecido a estos es el de Errecé y las rimas sobre monos, Skone fue el primero en decírselo y aunque ahora se lo dicen todos los competidores no se considera que estén reciclando aquella rima de Skone.

La conclusión general es que si bien unos tipos son más flagrantes que otros lo que marca la diferencia es el momento y  la originalidad o capacidad de darle una vuelta de tuerca a una rima conocida para hacer una nueva rima que se refiera  a ella sin copiarla directamente.

Pese a toda esta crítica y a no tener muy buen nombre dentro de la escena es innegable que en la mayoría de casos las rimas recicladas tienen una muy buena acogida por el público y esto lleva a algunos freestylers a abusar de ellas y a algunas batallas a enredarse en una reciclada tras otra por el mero efectismo. Está en manos de los jurados parar esta ola pero también es deber del público replantearse lo que quiere escuchar. Es entendible la adrenalina de corear en directo una rima de uno de tus ídolos pero la gracia del freestyle es la sorpresa y para lo otro ya están los conciertos de rap. Quizá el hecho de que cada vez haya más gente ajena al rap en las batallas ayude a explicar este fenómeno junto a otros factores más claros como Youtube y la viralización de las batallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.