GHETTO DREAMS LEAGUE: TODO LO QUE OCURRIÓ

Guadalajara acogió el encuentro generacional en una de las competiciones internacionales más esperadas de 2019. Exponentes de España, Argentina, Chile, México y Perú se citaron en la Ghetto Dreams League donde ni promesas ni certezas pudieron con el de siempre: Azcino volvió a saborear otro oro internacional

Por: @davidtimon_

Un choque de realidad. Así es verse frente a frente ante Azcino. Talento, esfuerzo, entrenamiento, dedicación… algunos de los freestylers más prometedores del panorama internacional llenaros sus maletas de ilusión desde diferentes partes del mundo rumbo a Guadalajara con la certeza de que en casa de Mau El Aczino no existen las vacilaciones. Algunos de estos jóvenes, incluso, ya han acumulado méritos para ser considerados parte de la élite de la actualidad, por su desempeño, el desarrollo de sus habilidades o sus resultados, pero la única realidad vigente es que Aczino y Chuty mantienen un reinado con puño de hierro al que pocos pueden evitar caer sometidos. En Guadalajara, el pacense hizo valer su condición de local, su experiencia y, cada día más, su inagotable hambre por conquistar títulos en una jornada que volvió a evidenciar que solo el batallero de Entrevías tiene las condiciones para participar en este juego de dos en el que ambos se eliminan mutuamente para terminar saliendo campeones en competiciones de todo el mundo desde hace años. Volviendo a la competición, con Lit Killah, Jota, Tata, Eude y Skone en el jurado, los 16 freestylers que se congregaron en el Salón Bugambilias fueron Rapder y Aczino, desde México, Kaiser, Teorema, Nitro y Acertijo, de Chile; Dani, Cacha, Replik y Klan, desde Argentina; Blon, Bnet, Walls y Chuty, como los representantes españoles; y Jaze y Nekroos desde Perú. 

Resultado de imagen de ghetto dreams league

Comenzando por los octavos de final, que se configurarían en base a una primera ronda de 4x4 con personajes contrapuestos y una segunda de 8x8 libre, Dani y Rapder abrieron la competición. Con la temática “madre” vs. “hijo”, Dani fluyó más cómodo desde el primer momento. Tranquilo, relajado, sin impostar la voz, el argentino consiguió encontrar punchs de manera natural durante toda la ronda, consiguiendo incluso formular respuestas a dos patrones en alguna de sus intervenciones. En el 8x8, el último campeón mexicano de Red Bull demostró porqué es una figura consolidada en el mundo de las batallas. Dos entradas a la base le bastaron para reconectar con el público y regresar a la batalla, castigando duramente las construcciones métricas de Dani, que se llenaron de flow pero quedaron sin ataque, para mostrar su lado más agresivo y conseguir una réplica.

En el desempate, Dani volvió a ceñirse al esquema 4x4 y recuperó la eficacia en sus frases añadiendo una de sus características más propias: la coherencia y la respuesta inmediata. La construcción de sus 4 barras mostraba un sentido completo, se apegaba al beat y concluía de manera contudente, cuando no ofrecía respuestas inmediatas que conquistaron al público mexicano. Y al jurado. Dani era el primer clasificado para los cuartos de final. A continuación, saltaron a la tarima Blon y Replik, en un duelo inédito que se estrenaría con la contraposición de los personajes “policía” y “ladrón”. Con el joven argentino desconcentrado, desacompasado frente a la base y priorizando la construcción de juegos métricos que en el 4x4 no tuvo tiempo de terminar de formular, Blon apenas tuvo que esforzarse para apropiarse de una notable ventaja al término de la primera ronda, para hacerla valer en la segunda y conquistar su pase a los cuartos.

La siguiente batalla era un duelo entre chilenos y una nueva posibilidad de que el prometedor Acertijo se cobrará la revancha de God Level ante Nitro. Después de su rendimiento en algunas de las competiciones más prestigiosas, como Red Bull, BDM o la mencionada God Level, Acertijo demostró que ya dejó de apuntar al futuro para ser parte del presente. Rapeando con los personajes “pobre” y “rico” y, sobre todo, en el 8x8 libre, Acertijo mostró que la contundencia de sus respuestas es de primer nivel. Si esta Ghettto Dreams League estaba marcada por la participación de algunos de los talentos emergentes más prometedores, el enfrentamiento entre BNET y Cacha no hacía más que confirmarlo. A pesar de que en su trayectoria y popularidad se han formado por caminos muy diferentes, pues el madrileño irrumpió en el panorama ganando la nacional de Red Bull España y participará en la próxima edición de la FMS y Cacha acaba de descender en la versión argentina y son otros jóvenes los que se llevan los titulares que su enorme talento también merece, ha tenido que ser en México donde Cacha conquiste al público y pueda mostrar todo su potencial.

En una batalla de lo más estimulante, con estilos diferentes en sus formas pero que comparten registros técnicos y habilidades, Cacha hizo valer su dominio del doble tempo en la ronda de 8x8 para marcar las diferencias frente a las estructuras y composiciones de BNET en el choque de mayor nivel de la ronda. Los siguientes serían Chuty y Klan, en una batalla en la que las diferencias técnicas nunca dejaron lugar a la competición. Klan trató de conectar con el público y desacreditar las barras de Chuty, pero los diferentes rapeos de Chuty, sus flows y la potencia de sus frases no encontraron respuesta en su rival en octavos de final. En el Walls vs. Kaiser se dio otro duelo de escala generacional. Si Invert lanzó la carrera del murciano en el plano nacional, el chileno, su rival en la Final Internacional de Red Bull 2014, podría servirle esta vez para hacer lo propio en las competencias internacionales. Tanto en el 4x4 como en el 8x8 Walls fue más certero, rapeando con mayor fluidez y soltando estructuras y juegos silábicos muy superiores a lo que estaba exponiendo Kaiser, que se sirvió de su veteranía y experiencia para arañar una réplica. Al final, con un estilo más básico, carente de  tanta coherencia y técnica y más directo, como los estilos de antaño, Kaiser y sus punchs apearon a Walls de su primera experiencia fuera de España.

Resultado de imagen de ghetto dreams league

Luego, Aczino y Jaze reeditaron la batalla de hace unos meses en Argentina, queriendo Mau que la joven promesa peruana no pudiera seguir demostrando sus habilidades en escenario internacional. Con todo y con eso, del carisma y el carácter de Jaze no se pueden dudar. Compitió en la temática “hielo” vs “fuego” y aguanto el vendaval en el 8x8 subido con fluidez a la base, pero Aczino sentó cátedra con una clase de rapeo y coherencia difícilmente superable en suelo mexicano (“hablabas de que llegaban volando las palomas mensajeras, traían unas palabras muy duras y sinceras, leí el mensaje, decía Jaze en tu carrera, mientras esté el Aczino te vas a ir a la primera”.). Pasando al Nekroos contra Teorema, el cañetino no tuvo complicaciones para distanciarse en el “Marvel” vs “DC”, con respuestas al momento y ataques certeros para luego mantenerla en la segunda ronda, en una batalla en la que el público nunca pareció conectar con los freestylers que sí lo intentaron por todos los medios. Los cuartos, en los que el primer round era un minuto libre con cuatro palabras y la ronda de vuelta un 4x4 a doble tempo, arrancaron con Dani y Acertijo. En un primer minuto parejo, el 4x4 decidió la batalla, llena de flow, en la que el argentino nunca pareció realmente concentrado, siguiendo la línea de su batalla anterior, frente a un Acertijo que sí combinó el rapeo sobre el beat de Sonick con punchs más elaborados. Los siguientes serían Blon y Cacha. En lo que a motivación respecta, el argentino, siguiendo la línea que mostró en octavos ante el primero de los españoles, mantuvo esa actitud verdaderamente enérgica. Se sintió grande en el escenario y derrochó potencia en cada una de sus intervenciones, mientras Blon, que necesita de una fuerte conexión con el público para sacar su lado más agresivo, no encontró los estímulos necesarios en los mexicanos, que no celebraron algunas de sus rimas más inteligentes, y cedió el suficiente terreno en este apartado para que en la siguiente ronda, a doble tempo, Cacha expusiera una de sus grandes habilidades para dejar uno de los momentos de la noche sobre el disparo del DJ en la base y sellar su pase a las semifinales.

Y llegó el plato fuerte. Como (casi) en cada competición en la que se enfrenten, estaba escrito que uno solo podría caer frente al otro. Una más de Chuty y Aczino. Especialmente desde el primer 4x4 hasta el final de las réplicas, contectaron respuestas y fluyeron sobre los ritmos, su conexión encima de un escenario es sobrenatural. Son muchas las ocasiones en la que dos actores tienen una química especial para retroalimentarse mutuamente, pero cuando encima son los mejores de la historia… esta vez, se la llevó Mau. Y finalmente, otro duelo entre chilenos para completar el cuadro de semifinales. Teorema derrotó a Kaiser, superior en todas las rondas y especialmente en la réplica, en una batalla de ritmo lento que llegó después de la apoteosis entre Chuty y Aczino y pilló al público agotado. En las semifinales, marcadas por 1 minutos con temática, un 2x2 libre y un 4x4 con otro tema, una de las sensaciones de la jornada y el gran favorito se batían cara a cara tras enfrentarse en BDM Deluxe. Aczino y Acertijo dejaron una vibrante batalla, pero el nivel de Aczino impide la validez de cualquier análisis, especialmente resaltable su manejo del tempo en el 2x2. En la batalla que otorgaría el otro pase a la final, Cacha siguió en su línea también ante Teorema: dinámico, casi hiperactivo, derrochando energía, combinando sus punchs con metralletas y rapeos rápidos, no dudo en mantener la tradición de las rondas anteriores de retar a Aczino y desafiarle en su propio país.

Un duelo parejo en todos y cada uno de sus asaltos, con altibajos y momentos de lucidez repartidos por igual pero que sonaron más frescos en el micro del argentino, a pesar del incuestionable buen hacer, como es tradición en cada salida internacional, del cañetino. En el tercer y cuarto puesto, Acertijo y Teorema ofrecieron el último duelo entre chilenos de una noche en la que Acertijo confirmó su buen hacer y se perfiló como una primera espada internacional en cuanto a los freestylers de su país. Así pues, Gualajara lo pedía, Cacha lo ansió durante la jornada: la final ya había llegado y Aczino estaba listo. Con unas rondas que seguían el formato FMS, cualquiera aseguraría que quien sumaba horas y horas improvisando sobre el formato era Cacha y no Mau, que de paso disparó las expectativas por verle en la liga, igualando la energía de Cacha pero imprimiéndole un extra solo propio de una leyenda. Esos intangibles que solo Aczino maneja, sirviéndose del público (“práctica esas palabras mirándote en el espejo”) y de una amalgama de recursos estilísticos casi interminable. Al grito de “Cacha, hermano, ya eres mexicano”, la confianza que le brindó al visitante el pueblo mexicano puede ser un antes y un después en su carrera. “Yo llevo a mi país adonde quiera que vaya, tú ahora dices que eres de los mayas… traicionaste a tu país por ganar una batalla”, le decía, respondiendo y siempre retorciendo la realidad Aczino. Y es que Cacha ha hecho todo lo posible por imponerse a las circunstancias y demostrar que su talento estaba por encima de su popularidad o sus resultados. Perdió, pero renació. Volvió a su barrio con ánimos renovados. Sonó tiempo, el DJ interrumpió el beat, el jurado emitió su veredicto y la noticia de la explosión del “nuevo Cacha” ya recorría todas las esferas del freestyle. Sí, aunque perdió, era el tema del momento entre los fanáticos de las batallas alrededor de todo el mundo. Porque mientras Aczino siga siendo Azcino, que el Mau gane nunca volverá a ser noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.