GANAR ENCIMA DEL ESCENARIO: MÁS ALLÁ DEL CONTENIDO

En una batalla no hay solo un factor decisivo para elegir a un vencedor. Lo que se dice es, evidentemente, lo que más pesa, pero a veces la escenificación puede decantar totalmente un enfrentamiento. 

Por: @acarriog

Pese a quien le pese, el contenido no siempre las gana batallas. La conexión con el público y la forma en la que se aparta al oponente del foco del enfrentamiento, son puntos claves a la hora de decantar la opinión del jurado. Esto no es solo la agresividad. Freestylers como Dtoke han sido capaces de forjar un estilo basado en el golpe escénico, pero otros con aptitudes que se enmarcan más en el ambito teatral, como Skone y Wos, han conseguido sumar fuerza a sus punchlines gracias a lo que se transmite más allá de las palabras.

Final internacional de 2016, Lima, Perú. Tras vencer a Tom Crowley, Papo y Arkano en batallas muy ajustadas, y sin partir en ningún momento como candidato al título, Skone llega al momento clave de la noche. Frente a él Jota. El local, que había derrotado a Aczino en primera ronda, y que llegaba con 23.000 personas a favor. En los tres primeros patrones del minuto inicial, el peruano no demuestra nada más allá de un flow interesante, pero el público le grita absolutamente todo. Es en el cuarto cuando llega una rima que no consigue clavar. Y ahí reacciona Skone.

Probablemente el español no estaba precisamente en el momento más tranquilo de su trayectoria. Pero tubo la sangre fría de simplemente mirarle y esbozar una pequeña sonrisa, y no solamente cuando lo apuntan las camaras, no. Lo hace cuando Jota le mira a los ojos mientras rapea. Y el peruano vuelve a desperdiciar otro patrón. Todo esto lo aprovecha Skone en su primer minuto, que consigue clavar rima tras rima ante el silencio del público, pero también ante la admiración de Jota. Y con esto, consigue marcar claramente el ritmo de la final. Aprovechando el momento exacto para golpear.

Skone supo jugar con todo en contra para llevarse el título.

El resto de la final, más allá de ese pequeño detalle, es historia. Lo que muchos entendieron como llanto, Skone lo hizo como acting. Interpretó el papel del que tiene todo en contra pero sigue llevando la voz cantante, y le salió a la perfección. Porqué él sabe adaptarse al rol que le toca. Como demostró en la nacional ante Kensuke. Se enfrentó a uno de los gallos que ha creado más personaje en el panorama, y lo combatió humillándole, de forma que el madrileño no podía acercarse a él. Hubiera tenido que estar al nivel de los top nacionales para poder sacarle tan solo una réplica.

Crear un entorno es vital en batallas. Conseguir meter a la persona que tienes enfrente en la situación que necesitas. No es simplemente ganar con argumentos, como hace Chuty. Porque contra él, es complicado ganar con barras. Hay que escenificar. Hacer que el escenario se convierta en un territorio incómodo para el rival. De eso sabe bastante Papo. Como explicó en Vorterix tras la final nacional en la que campeonó Wos, Papo estubo en el backstage pidiendo todo el rato al del Quinto en primera. Quería comerle la cabeza al resto de participantes noveles, y aunque en ese día no le acabó saliendo bien, demuestra su dominio del juego (posiblemente causado por el poker).

Más allá de esto, en 2018 también ha conseguido esa escenificación encima del escenario. La broma del gordo forro le ha permitido desarrollar mucho más su rapeo y sus técnicas en el escenario, que le han llevado a hacer cosas como el “pueden llamarle Lil Pump”. Rimas que, de haberlas dicho alguien menos carismático, no habrían tenido ningún efecto. Así que el personaje es vital. 

Papo vuelto a su estilo tecniquero y le ha añadido esa dosis de flow escénico que complica mucho la vida a sus rivales.

Wos es otro de los que lo ha comprendido. Al igual que Skone tiene formación teatral, y se nota su capacidad de cambiar el registro en función de la rima. Su última rima viral, la que soltó ante Cacha sobre el respeto a la mujer, que fue objeto de análisis en La Voz, denota esa variación. Empieza de forma agresiva contra su rival, y en cuanto pone en contexto lo que está diciendo, actua como el que está dando una lección. No le ataca, se lo explica. Es decir, no todo se trata de chillar mucho y poner tu cara enfrente de la de tu rival, sino de adaptar tu actuación a lo que te rodea.

Porque sino puede convertirse todo en un Force contra Bnet. Más allá del análisis de como el madrileño destrozó el fenómeno Force con su contenido, es increíble como inhabilita las armas del subcampeón. La inexpresividad, tratada siempre como algo malo en las batallas, le sirve para ser inmune a todos lo ataques del gallego. Por muy fuerte que le chille en la oreja, con la incomodidad y hasta grima que debe provocar, Bnet sigue impasible. Con una actitud que parece preguntar si eso es todo.

No existe un ejemplo mejor para demostrar que la agresividad por la agresividad puede salir muy cara.

Por eso la escenificación es algo más allá de la agresividad y la puesta en escena. Porque, por ejemplo, Yenky One no sacó en ningún momento a Chuty de la batalla. Lo acabó ganando por otros factores. Pero Arkano si que consiguió sacar totalmente del juego a Dtoke en 2015. Sí, es cierto que jugó con los limites de las batallas. Primero con el beso, después con la sospechosa rima de Nintendo. Pero tubo suerte, y lo que le podría haber dejado a él fuera, acabó sirviéndole para ganar la batalla. 

El personaje creado en el escenario muchas veces es lo que diferencia entre alguien con buen contenido y un freestyler top. La falta de carisma a la hora de rematar la barra puede determinar las opciones de ganar una batalla. Por eso MC’s como Rapder, pese a haber ganado un obviamente meritorio título nacional, tienen difícil la entrada al top internacional. Porqué las batallas son un conjunto, un todo donde cada parte cuenta. Y saber expulsar mentalmente a tu rival de la batalla es, prácticamente, media victoria. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.