¿CÓMO LES FUE A LOS PARTICIPANTES DE LA FMS EN LA NACIONAL ARGENTINA?

Cuatro de los 16 gallos que participaron en la Final Nacional de Red Bull Argentina participan también en la primera temporada de la FMS Argentina.

Por:  @TMarinkovichOK

El pasado 4 de agosto se decidió quien será el gallo de éste país que acompañará a Wos en la cita internacional, a fin de año. Cuatro de los MC que tomaron parte en esta competición, son participantes de la primer temporada de la versión argenta de Freestyle Master Series. Aunque finalmente no fuese un miembro de la liga profesional el campeón de la noche, el cuarteto de representantes de la FMS dio que hablar a posteriori, tanto para bien como para mal.

Papo cayó en primera tras elegir al que él consideraba como rival más duro a batir.

El líder actual de la tabla, Papo, viene invicto y sin perder ningún punto en las primeras tres jornadas de la liga. Estos pergaminos, junto a su historial como batallador, lo erguían como el máximo favorito a coronarse campeón en esta nacional de Red Bull. El marplatense tomó una postura desafiante al elegir a otro candidato fuerte, Nacho, para enfrentarlo en primera ronda. Históricamente, es una decisión que le ha provocado un gran dolor de cabeza a otro referente de la escena mundial -Chuty-, cuando en la cita “mundial” de Perú 2016 seleccionó a Jony B, resultando este último como vencedor.  Presentando un nivel de espectáculo que luego costaría igualar, Papo y Nacho dejaron todo en el escenario, necesitándose tres réplicas para un veredicto final. Para la Bestia del Hardcore, definitivamente, Batalla de los Gallos no es una competencia más, conclusión apreciable en su actitud, distinta a la que presenta al subirse a la tarima en el otro certamen mencionado. Al dejar de lado su faceta más altanera, y asumiendo un rol más combativo y bélico, forzó en demasía sus cuerdas vocales, que lo tuvieron a mal traer durante varios pasajes del enfrentamiento. El cúmulo de circunstancias, sumado a que no dio un nivel superlativo, hicieron que Papo fuese derrotado a manos del ex-Auge Team, en la primera batalla de la noche porteña.

Siguiendo un orden jerárquico a partir del puntaje actual en FMS, el siguiente gallo en quién se posa la atención es Cacha. El de Lobería se ubica en la quinta posición, con cuatro unidades. En primera ronda optó, a la hora de los emparejamientos, enfrentarse a un compañero de la liga de Urban Roosters, Stuart, al que ya había vencido en la misma. El trámite de la batalla tuvo un tinte insulso, ninguno de los dos pudo conectar un punchline de gran calibre, ni hacer gala de sus dotes técnicos a la hora de improvisar. Al de Santa Fe le alcanzó con poco, para que dos jurados le den el pase, mientras que el restante indicó réplica. Por tercera vez consecutiva, a Cacha le tocó volver al banquillo como eliminado en octavos de final, sin poder demostrar de lo que es capaz -como si lo hiciese en 2016-.

En la revancha tras su enfrentamiento en la FMS, Cacha no pudo revalidar su victoria.

Otro que navega en mitad de tabla de FMS es Klan, ubicado sexto con tres puntos. Durante los emparejamientos previos, fue seleccionado por Peqo Flow para verse las caras en la primera fase. Durante esta instancia, el de Crotos Crew mostró un nivel por debajo de su estándar, viéndose superado por el mendocino en todos los aspectos. Increíblemente los jurados indicaron una réplica unánime tras los turnos iniciales, y luego -aun con la balanza inclinada hacia el lado de Peqo en el 4×4- la victoria para Klan. En cuartos de final debió enfrentarse a Nacho, que llegaba con el empujón anímico de haber dejado fuera a Papo. La batalla no tuvo grandes luces de parte de ninguno de los dos beligerantes, y la decisión final fue pospuesta tras un empate luego de minutos regulares de ida y de vuelta. En el 4×4 de réplica, Son Luka mostró parte de su arsenal barrial, conectando con el público del Luna Park, que terminó vitoreando su nombre tras los 120 segundos. Los jueces percibieron lo mismo que el aforo, pasando -el protagonista de este párrafo- a semifinales. En dicha instancia se cruzó con Stuart, en un choque en el que se sacaron chispas desde el ‘a capela’ inicial, continuando el buen nivel durante todo el primer round. La votación fue una réplica, en la que la figura del santafesino comenzó a sobreponerse a la del bonaerense, respondiendo todos los punchlines que le eran propinados. Aún así la diferencia no fue tan amplia como para que los jueces dieran un vencedor final, llevando la batalla a una segunda réplica. En este punto, el de Crotos Crew comenzó a mermar la intensidad de sus acotes, mientras que su contrincante lo mantuvo. Al igual que en 2016, Klan se quedaba en semis. Luego vendría la definición por el bronce versus Sub, a la cual se presentó desganado, siendo nuevamente derrotado.

Por último aparece alguien que ya ha sido nombrado en varias oportunidades: Stuart. El subcampeón de la regional en Rosario, viene último en la FMS, sin haber podido hacerse acreedor de algún punto. La historia en Batalla de los Gallos fue totalmente distinta. Manteniendo un nivel regular, contestatario, y sin grandes fallos, logró dejar en el camino a los dos colegas de la liga de Urban Roosters antes mencionados, y a Dan Yelus. Llegando de esta manera a dirimir la batalla final ante Dozer, por el oro. El de Santa Fe había sido observado en detalle por el del oeste bonaerense, quien supo por donde atacarlo, eliminando uno a uno sus recursos en batalla. Poco pudo hacer frente al mejor de la noche, relegándolo a subirse al segundo escalón del podio. Sin embargo no se puede negar que el santafesino dio mucho más de lo que se esperaba de él, justificando en gran medida su elección para la primera temporada de FMS.

Sin duda, Stuart llegó a la final de sorpresa tras sobrevivir al cuadrante más complicado.

A resumidas cuentas se pudo observar una inversión total en el orden posicional de los MC’s en ambas competiciones. Quienes se ubican en mejores posiciones en la tabla FMS, obtuvieron peores resultados en Red Bull, y viceversa. Esto denota las grandes diferencias que existen entre los ritmos de batalla, la forma de evaluar los desempeños, la presión del público y de las propias ansias de vencer en uno y otro certamen. Sin embargo nada es definitivo, aún restan seis fechas de Freestyle Master Series, en las que Stuart puede mejorar su rendimiento, o Papo -por ejemplo- disminuirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.