FMS BILBAO: LA JORNADA EN 5 MOMENTOS

Hace apenas una semana, el público de Bilbao vivió la quinta jornada de la FMS. El evento contó con batallas espectaculares de un nivel brutal, y también con algunas sorpresas. Los MC’s dieron su mejor nivel y algunos enfrentamientos, como el de Chuty vs Blon, en el que el madrileño perdió el invicto, obligaron a los gallos a dejarse la piel en el escenario. Es necesario hacer un repaso de la jornada en cinco momentos clave por el impacto que crearon en el público.

Por: Andrea Nicolás

Zasko vs Skone: ronda deluxe

La batalla entre Zasko Máster y Skone fue una de las que más caldeó el ambiente de Bilbao. En todas las rondas, los MC’s explotaron su nivel e hicieron gala de su ingenio y sus skills; sin embargo, la ronda Deluxe, el fragmento a capela y después con una base de DJ Sunshine en 4x4, fue explosivo. Comenzó con un par de buenas rimas por parte de ambos, pero, en un momento concreto, Zasko mencionó una cantidad de dinero que daba a su padre al mes y Skone contestó dando por supuesto cómo su padre se gastaría el dinero en prisión. Obviamente, todo se dijo en el contexto de la batalla, y el público, el jurado y el resto de MC’s daba por hecho que Skone no estaba entrando en asuntos personales. No obstante, esta improvisación afectó de manera especial a Zasko, dentro de la ficción, que guardó silencio durante unos segundos. Cuando el malagueño le preguntó, irónicamente, “¿Has pensado ya?”, el alicantino dio una respuesta brutal, con muchísima agresividad, ante el asombro de todos.

Finalmente, el alicantino, que resultó vencedor de la batalla, al igual que el campeón internacional hicieron gala del compañerismo y la humildad que deben caracterizar el freestyle y toda la cultura del hip hop, sellando la batalla como profesionales. 

Hander: hard mode

Normalmente, ya es costumbre que el MVP de la jornada sea Chuty, y que los mejores minutos, temáticas o rondas deluxe sean suyas, o bien de Blon o Walls, y, con menos frecuencia, de MC’s como Force, Errecé o Arkano. Sin embargo, no hay que olvidar la brutalidad de Hander, quien está en una posición muy delicada en la tabla. Pese a los pocos puntos que ha podido obtener, algunos conseguidos por réplicas, el valenciano es una bestia a la hora de rapear: sus juegos de palabras, skills, métricas y recursos como el calambur hacen de él uno de los más completos de la liga.

En su batalla contra Arkano, Hander logró hacer uno de los mejores hard modes de la jornada. Empatado con Chuty y Blon, alcanzó nada más y nada menos que 76 puntos en esta ronda. Comenzó bastante tranquilo, rapeando con calma, dejando rimas muy buenas con los conceptos que le aparecían en la pantalla cada cinco segundos. Empleó términos como “truco o trato”, muy relacionados con el ambiente por la fecha de la batalla, justo después de la fiesta de Halloween, y desplegó una actitud y una puesta en escena arrolladora. Incluso durante las tres barras de relleno, Hander aprovechaba para hacer juegos de palabras con términos como “fogata” o “rumor”. Antes de improvisar la cuarta línea, cargada con un punchline muy contundente, introducía las palabras sin ninguna dificultad y se atrevía con un doble ataque en el mismo patrón. También fue capaz de mezclar conceptos, como “cereza” y “orejas”, por ejemplo, que relacionó de forma muy rápida con el color rojo de los pantalones de su oponente, Arkano. Gracias a su actitud, su agresividad, rapidez y skills, consiguió una gran cantidad de puntos en esta ronda. Como él mismo declaró durante su improvisación, “esto sí que es un hard mode”.

Walls: easy mode

El Walls vs Force despertaba un especial interés para la audiencia. Hace aproximadamente un año, cuando ambos lideraban la tabla de ascenso a la segunda temporada de la FMS, dieron un papel excelente en una batalla de exhibición. En esta toma de contacto, a pesar de que su nivel fue muy alto, se notaba que no estaban del todo acostumbrados al formato ni a un enfrentamiento tan largo, con tanta exigencia en concentración continua y constancia. Un año después, de nuevo en Bilbao, la ciudad que fue testigo del primer duelo entre estos dos MC’s, se volvieron a enfrentar dos de los gallos más nuevos del panorama, que representan a la perfección la nueva escuela.

Resultado de imagen de walls force

Walls y Force

Por un lado, el nivel de Force bajó un poco en esta jornada, en la que sus minutos a sangre no fueron del todo explosivos y se notaba su falta de motivación desde su segundo subcampeonato consecutivo en Red Bull. No obstante, supo defenderse ante un Walls que venía muy tranquilo y con muchas ganas, con actitud y agresividad de sobra. El murciano dio un papel especialmente bueno nada más comenzar la batalla, en el easy mode, el más puntuado de la quinta jornada. Con 89 puntos, Walls se situó como el mejor de la tabla en esta ronda. Su minuto, lleno de flow y skills, derrochó ingenio y actitud. Empleó los conceptos que le aparecían cada diez segundos en la pantalla para recurrir a comparaciones algo rebuscadas pero muy efectivas. Por ejemplo, en su último patrón, en el que debía improvisar sobre las palabras “Real Madrid”, atacó a Force diciéndole que era igual que Lopetegui, y se iría “a casa antes de tiempo”.

Chuty vs Blon: temática

Sin duda, la mejor batalla del día, y probablemente de la temporada, fue la que enfrentó a Chuty y Blon. El duelo clásico entre estos dos titanes prometía un espectáculo, y, en efecto, fue lo que ocurrió. Blon, que venía reflexivo y algo decaído por su derrota en octavos de la final nacional de Red Bull contra Errecé, sacó sus mejores armas contra la bestia de Entrevías, que dio su cien por cien durante la media hora en la que estuvo en el escenario.

Todas las rondas de este enfrentamiento fueron brutales, pero cabe destacar la temática de personajes contrapuestos, en la que aparecieron en la pantalla los nombres de Misionero y Mbaka. Si bien es cierto que las pruebas con palabras y temáticas no suelen ser las más explosivas de la batalla, estas sí merecieron totalmente la pena. Cuando aparecieron en la pantalla los personajes a los que Chuty y Blon debían representar, el público o tardó en mostrar su entusiasmo. A partir de ahí, la improvisación contó con una respuesta tras otra por parte de ambos. Blon introdujo conceptos como las famosas chanclas de Mbaka, Chuty abordó el tema del aborto, sobre el que Misionero tiene una postura muy marcada, alegando que a Blon aún le quedaba un tiempo para nacer por su baja estatura. También hicieron referencia a las frases míticas de ambos, “¡Cuidao!”, “¡Ruido!” o “¡Silencio...!”. En un patrón, el catalán no fue capaz de clavar la frase al cien por cien con la base, y en ese momento quizá Chuty se colocó por encima de él gracias a sus skills. De hecho, en algunos momentos de la batalla se nota que el madrileño está disfrutando al máximo, y, después de algunas de sus rimas, comienza a reírse. Sin duda, gracias a la actitud, agresividad, ingenio, puesta en escena y las relaciones entre conceptos de ambos, esta fue una de las mejores rondas de personajes contrapuestos de la jornada, y también una de las mejores rondas de su batalla.

Chuty pierde el invicto

Sin duda alguna, lo más comentado de toda la jornada fue la victoria de Blon sobre Chuty. El jurado había votado tres réplicas y dos a favor del madrileño. Una de las réplicas, la que había juzgado Estrimo, se quedó a un solo punto de darle la batalla a Chuty. El momento fue muy complejo y delicado, ya que, por escasos puntos, la victoria podría haber sido directamente del invicto. Sin embargo, las votaciones ocurrieron de esta forma, y ambos tuvieron que volver a verse las caras en la réplica. Durante esta última ronda, Blon se creció mucho, dándose cuenta de lo que había logrado. La cabeza de la liga, por otro lado, pareció desubicarse con el resultado y no supo aprovechar su ventaja competitiva. Además, el público de Bilbao mostró su apoyo claro a Blon, el más desfavorecido, y este se motivó muchísimo. Consiguió adaptarse a la base y poner una actitud muy inusitadas en él, que no suelen verse con frecuencia. Paró la batalla con frases como “cállese, viejo lesbiano”, haciendo referencia a una broma muy extendida por las redes sociales durante las últimas semanas, y el público enloqueció. 

Así, pues, a la hora de juzgar, el resultado fue casi unánime. Todos los jurados, exceptuando a Mr Ego, que votó una segunda réplica, se decantaron por Blon. Su cara de euforia y su grito emocionado dejaron claro que esa victoria supuso para él mucho más que cualquier otra. Ganar al invicto, al que muchos toman como mejor de España e incluso del mundo, a alguien que llevaba dos años y cuatro meses sin perder ninguna batalla en su país, es, sin duda, una hazaña épica.

Estos son cinco de los mejores momentos que se pudieron vivir en la FMS de Bilbao. Batallas épicas con MC’s llenos de rimas explosivas, con mucha actitud e ingenio, incendiaron el escenario. La FMS en España ha entrado en la segunda mitad, la recta final, y los últimos puestos van haciéndose cada vez más peligrosos. El podio queda más claro en cada jornada, es casi inamovible, y los MC's que se sitúan a mitad de la tabla tienen que jugar con sus mejores cartas para alcanzarlo. Quedan cuatro jornadas para ver momentos como estos, e incluso mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.