FMS ARGENTINA: ¿QUÉ PUEDEN APORTAR NACHO Y SUB?

La primera temporada de la competencia está por terminar y Nacho y Sub son los dos freestylers que ya tienen su lugar asegurado en la próxima.

Por: Santi Iglesias

La A Cara de Perro era la última esperanza de que se muevan las posiciones del ranking. Al no llevarse a cabo, la tabla cerró con Nacho primero, Sub segundo y Dozer en posición de playoff. Tuqu, con 45850 puntos, quedó en cuarto lugar, a solo 150 puntos del tercer puesto. A pesar de ser uno de los gallos argentinos más activos durante el año (quedó en segundo lugar de la ACDP 2vs2, de Supremacía MC y de BDM y salió campeón en la Gold Battle y Misión Hip Hop) su caída tempana en la regional de Buenos Aires y un ranking que prioriza excesivamente la participación en Red Bull liquidaron sus esperanzas de ser parte de la liga en 2019. Un caso que hace que sea necesario, por lo menos, rever  el sistema aplicado y la relevancia de cada competencia.

Aunque aún falta ver qué sucede con Dozer en el playoff, lo cierto es que Nacho y Sub ya están confirmados para el próximo año. El freestyler de Zona Oeste promete ser una de las caras más fuertes en la siguiente temporada. Su nivel en la regional de Buenos Aires y su batalla con Papo en primera ronda de la nacional confirmaron algo que ya se podía observar: su constante entrenamiento lo convirtió en un freestyler más completo y competitivo. La diferencia entre su versión actual comparada al joven rapero que se abrió camino en 2016 junto a la explosión de El Quinto Escalón es abismal. Aunque las características principales se conservaron, su ejercitación constante lo reconvirtió en un competidor mucho más potente. El cambio se nota hasta en la modulación, problema que en sus principios afectaba su manera de batallar y que actualmente no parece ser problema. Su inclusión en la liga es la posibilidad de demostrar ese avance en una competencia anual y con mucha visibilidad.

Lo de Sub es diferente. Su aparición en la escena argentina fue una irrupción total. En 2017 había participado de la regional mendocina de Red Bull pero había quedado afuera en primera ronda. Este año se tomó revancha y no solo consiguió la clasificación a la nacional, sino que logró quedar en tercer lugar de la misma. Después, para reafirmar que no había sido solo casualidad, ganó la Batalla de Maestros organizada en Argentina. Aunque es una incógnita cómo se adaptará al exigente formato de FMS, su nivel a lo largo del año lo hace merecedor del puesto conseguido. Con el flow como bandera, intentará dar pelea y ser revelación de la próxima temporada.

El papel que tomarán ambos en la liga es algo que se podrá ver el próximo año, con el desarrollo de la segunda edición de la competencia de Urban Roosters en territorio argentino. Lo que sí es un hecho es que ambos le darán un fuerte y necesario aire fresco a la Freestyle Master Series.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.