EMPAREJAMIENTOS A VOLUNTAD: EL FORMATO MÁS POLÉMICO DE RED BULL

La eliminación de grandes favoritos en primera ronda ha demostrado que la elección de los emparejamientos puede desestabilizar totalmente el curso de la competición, y las quinielas y apuestas.

Por: @acarriog

Red Bull siempre busca innovar. Desde su posición privilegiada, ya que ninguna otra competición puede ni acercarse al nivel de esta, ni en cuanto a exposición, ni presupuesto, la Batalla De Los Gallos intenta cambiar continuamente formatos y temáticas para demostrar más “improvisación”. Tras ese eufemismo se esconde la obvia realidad: cuanto más morbo se genere entorno a la final, más repercusión. La internacional de 2016, así como todo lo sucedido en estas nacionales lo refleja totalmente.

En la final de Perú muchos esperaban a Chuty y a Aczino. Ninguno de los dos había clasificado directamente: el mexicano llegó como primer invitado tras haber quedado tercero en Chile, y el madrileño entró gracias a una votación entre todos los segundos puestos. Pero más allá de ellos, había competición. Jony Beltrán, Papo, el resto de la expedición española, Jota y muchos otros MC’s que podían dar un gran nivel. Igual no se les tenía tan claramente por encima del resto como en 2017, pero técnicamente estaban un paso por delante. 

Ese fue el año en que Red Bull, tras hacer las batallas previas que decidían los emparejamientos en 2015, decidió jugársela. Dejó en manos de los propios MC’s la opción de elegir quien iba a ser su rival y su cuadro durante el evento. Una decisión que Chuty entendió como la posibilidad de quitarse la espina clavada desde 2013. Y nada más lejos de la realidad. Ya sea el público, los nervios, el propio fantasma de la derrota o una decisión equivocada del jurado lo dejó fuera. Al igual que pasó con Aczino, al que la mala suerte de ser el último en salir le obligó a batallar contra el MC local y sus más de 20.000 seguidores en el público.

Aczino quedó fuera de la batalla antes de empezarla.

El caso de Chuty es realmente ilustrativo en este sentido, ya que en 2017 volvió a ser protagonista. Se pusó en el lado más fácil del cuadro, que casi le permitia llegar a semifinales sin tener que esforzarse demasiado. Pero su confianza y relajación de la batalla de octavos, unidas otra vez a una mala decisión del jurado, lo volvieron a dejar fuera. El factor de elegir a tu oponente puede jugar muy mala pasada a los MC’s, y aunque pueda resultar morboso, acaba con el ritmo de la competición.

Puede que estos casos sean fruto de errores o imprudencias. Y si las comete uno no hay problema, pero es que este año han acabado siendo muchos. Por ejemplo Papo se equivocó al elegir a Nacho. Lo que debería haber sido una batalla en una ronda más alta, dejó fuera de toda posibilidad al supuesto favorito. Y más allá de eso, acabó dejando en bandeja a Dozer su victoria. Porqué la elección de los MC’s puede crear cuadros increíblemente descompensados, como pasó en las regionales españolas. 

Papo quedó fuera en primera por una mala decisión entre otros factores.

Eude o Mowlihawk son ejemplos claros de como llegar a la nacional gracias al sistema de emparejamientos. Pero no solo afectó en España y Argentina. México vió como Rapder y RC se enfrentaban en primera, dejando a otro favorito fuera. Una nacional que necesitaba de un gran nivel para oxigenar al panorama mexicano, dejó las cosas bastante solucionadas desde primera ronda. Y en Perú Nekroos volvió a demostrar que en Red Bull no está demasiado cómodo al perder en primera contra Jaze.

El caso más reciente es el español. Blon y Sweetpain quedaron fuera en primera ronda. Un lado del cuadro contenía a BTA, Walls, Bnet, Blon, Errecé y Hander, posibles candidatos al título. El otro a Sweet, Tirpa y Force. Es obvio que los emparejamientos decididos por Red Bull tampoco son perfectos. Sin ir más lejos, Zasko y BTA batallaron en primera ronda de 2016. Pero almenos eso seguía un orden lógico, ya que el alicantino quedó 4rto en Barcelona y BTA venía de ganar la regional de Málaga. No es cuestión de dejar el camino fácil a los favoritos, sino de que sea justo. Que la emoción y la motivación de los MC’s no los haga arriesgarse tanto. 

Mowlihawk consiguió llegar a la nacional gracias a la configuración de su cuadro.

Los errores de los freestylers deberían pagarse durante la batalla, no antes de ella. Y más en esta internacional. Con tan poca estrella es muy posible que los emparejamientos sean la clave de la victoria. Tan solo que alguno de los favoritos haga una estrategia parecida a la de Chuty, y le salga bien, podría plantarse en semifinales sin demasiado desgaste. Red Bull ha apostado todo a lo inesperado, a que alguien pueda dar la campanada. Y sí, eso puede funcionar cuando existe un nivel alto por parte de la mayoría de los participantes. Pero no siempre es así. Y sino, solo hace falta repasar la nacional argentina. 

1 thought on “EMPAREJAMIENTOS A VOLUNTAD: EL FORMATO MÁS POLÉMICO DE RED BULL

  1. Que post más llorón. Saber elegir a tus oponentes es parte de ser un buen mc, es lo que lo pone más picante a las batallas, el saber que ellos eligieron ese rival. Me parece un formato muy bueno, no es obligatorio que los favoritos se enfrenten en ronda más altas, y le da más posibilidades a los mc de menos renombre quienes siempre son emparejados con los máximos favoritos para que estos pueden pasar fácil la primera ronda(chuty VS vegas en el 2017). Por cierto, en Jony Beltrán vs chuty no hubo ninguna mala decisión del jurado, así que dejen de ser partidarios solo porque son españoles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.