DANI: MINUTOS A SANGRE, SU MAYOR ARMA – El Estilo Libre

DANI: MINUTOS A SANGRE, SU MAYOR ARMA

Los minutos libres caracterizaron el año de Dani en la liga ya que desde un principio fueron su punto alto. A una fecha del final puede salvarse del descenso, pero necesitará algo más que una buena ronda a sangre para lograrlo.

Por: @GuidoSztudent

Desde un primer momento podíamos sospechar que el paso de Dani en la liga no iba a ser de lo mas tranquilo. El final del Quinto Escalon supuso un alejamiento suyo de las competencias y el freestyle, para pasar a dedicar su tiempo en hacer música y sacar temas. Pero más allá de eso, el formato FMS suponía algunas dudas respecto del estilo de Dani y como iba a tener que adaptarse a temáticas, palabras y otras limitaciones.

La primer fecha con Dtoke arrancó soltando dos minutos brutales, llenos de métrica, flow, estructuras complejas y atractivas, rimando con las mismas terminaciones al mejor estilo del Dani del Quinto. Su minuto de vuelta contra Dtoke fue épico, dejándonos la rima de “¿de que sirve golpear a alguien que ya esta lastimado?” y mostrando un nivel quizás superior al que muchos esperaban de él. La segunda jornada lo emparejó con Papo y aquí sus minutos libres no brillaron demasiado, pero si mostraron el estilo que lo representaría durante toda la temporada: mostrarse como un distinto, sin necesidad de hablar del resto, muchísimo flow y unas estructuras poco convencionales, todo eso con una puesta en escena relajada y algo sobrada.

La tercera fecha lo emparejó con Cacha y aquí se produce un quiebre en su paso por la FMS ya que su primer minuto fue de los mejores minutos del año en cuanto a la liga, y posiblemente al panorama del freestyle. Combinando doble tempo, fluyendo sobre el beat, atacando con coherencia, sin muletillas y haciendo estallar al publico por los aires. La vuelta fue un poco menos concisa y efectiva, aunque mantuvo la línea de flow con mucha respuesta contra su rival.

Replik fue su rival en la cuarta jornada y seguíamos viendo al mismo Dani que no era tan efectivo en las rondas con temáticas y palabras, pero que en los minutos libres sacaba a relucir todo su talento. Ambos minutos libres fueron excelentes, con las mismas terminaciones, con una puesta en escena algo parecida a la de Bnet, cómo si estuviera tirando un free en la plaza con sus amigos. No solo mantuvo la línea estilística, sino que siguió por el mismo camino en cuanto a las temáticas: sin hablar de vidas ajenas, de que él no se vende a diferencia de otros o sobre como el freestyle era una moda y él no la seguía.

A mitad de camino en la liga comenzó a mejorar en cuanto a las temáticas y palabras, y quizás bajó un poco su nivel en cuanto a los minutos libres de las primeras cuatro jornadas. Con Klan lo vimos fluyendo con tranquilidad, hablando de Klan como un amigo y que no quería lastimarlo, rapeando pero sin tanto ataque con la tranquilidad que lo caracteriza. Con MKS la historia fue similar, ya que lo veíamos más suelto en temáticas pero quizás un escalón por debajo en cuanto a los minutos a sangre. Lo que si nos dejaba al rapear la ronda a sangre era un freestyle de plaza, de ambiente íntimo, que no se veía como un minuto libre de competencia ya que no buscaba el ataque constante como si lo hacían sus otros rivales de la liga.

Su batalla con Wos fue una de sus más regulares de toda la liga, y una de las mejores. Fue constante a lo largo de todas las rondas, algo que no habíamos visto en él en casi toda la liga. Mas allá de esto, sus minutos libres no fueron lo brillantes que podrían haber sido y se mantuvo en su esencia: Dani no se vende por ninguna moneda, se mantiene en su vereda, soltó en el primer minuto; y en la vuelta se dedicó a fluir y hablar sobre que no le importaba ganar la liga, y que se iban a lamentar si el año que viene no lo tenían en la FMS.

En la última jornada le vimos hacer una gran batalla contra Trueno donde tuvo buenos minutos libres jugando con su esencia de real que no caretea por moda y que él es el rap real. En minuto de vuelta fue un poco mejor al primero y logró conectar varios ataques diciéndole a Trueno que solo le festejaban las rimas sus cuatro fanes del fondo, y que flasheaba ser único.

Dani necesita una victoria para soñar con la permanencia y no solo tendrá que ser constante a lo largo de toda la batalla, tener buenas rondas con palabras y temáticas, sino que tendrá que soltar al genio que lleva dentro para explotar en los minutos libres y llevarse la victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.