DE FLORES A EUROPA: EL CAMINO DE MUPHASA

Con motivo de la despedida de Muphasa en Damn!, un repaso a su trayectoria personal y profesional desde las primeras fechas del Quinto hasta fichar por Urban Roosters.

Por: @Carlossua18

Matías Berner nació en 1993 en Buenos Aires. Pasó su infancia entre los barrios de Flores y Parque Chacabuco dentro de una de las tantas familias humildes azotadas por la crisis de Argentina en 2001. Pese a ello le lograron brindar una educación completa que pronto viró hacia el mundo artístico al ingresar en el Instituto Vocacional de Arte (donde conoció a Juancín) y solo se vio truncada tras un año nefasto en el que la situación familiar (ya viviendo únicamente junto a su madre); el rechazo a las normas establecidas -incluyendo el liderazgo en la ocupación del centro en el que se ganaría el apodo de Muphasa- y un accidente en el que fue atropellado por un colectivo; acabaron provocando que abandone el secundario.

Tras recibir el alta en el hospital consiguió un trabajo como probador de software (en el que llegaría a liderar un equipo de trabajo antes de ser despedido sin ningún motivo en concreto) que le permitió independizarse en un piso compartido -el primero de muchos-. Fue una época dura pero gratificante al mismo tiempo ya que por fin tuvo la libertad que tanto anhelaba. En ese mismo tiempo empezó a rapear y conoció a una mujer que le brindó el apoyo emocional que necesitaba  y que acabó siendo su pareja durante siete años.

A principios de 2012 acudió al Parque Rivadavia a la segunda fecha del Quinto Escalón y desde el principio se involucró en la organización del evento encargándose de la web, la comunicación y el diseño. En el canal del Quinto aún se puede ver la primera fecha grabada, de julio de 2012, en la que Muphasa caería en semifinales ante Midel dejando perlas como su manera de fluir el beat en la vuelta ante Eduardo, algo poco visto para la época. Su trabajo fue ganando peso hasta que Alejo y él se erigieron como la dupla de organizadores del evento (con la indispensable ayuda de muchísima gente como los hermanos Mancilla, Juancín, Juan Medina y un largo etc.).

En 2012 también creó la banda Zulu Hip Hop Jam junto a Martín Villanueva (Veeyam), Uru Slc, Alejo Santanni y Julián Sobol. El grupo nació como una sesión de improvisación pero en algo más de un año se presentaron al Rockea Buenos Aires y se proclamaron ganadores de 2013. Ese mismo año consiguió plaza para la nacional de Red Bull y cae en primera ante Tai.

Como premio tras ganar el Rockea BA Zulu comenzó una gira en la que tocó con grupos como Violadores del Verso, Nach, Las pastillas del Abuelo o Babasónicos entre muchos otros y acabó grabando el disco “Semilla”, firmado con Sony. Sin embargo, al acabar esta gira Matías se volvió a topar de bruces con la realidad y se encontró sin trabajo, ni casa, ni ahorros. A esto se le sumó la pérdida de su último apoyo familiar al irse su hermano a vivir a Holanda, lo que hizo que se refugie en su grupo de amigos HQ, especialmente en su amigo Facu que le abrió las puertas de su casa. En aquel entonces El Castillo Records también le dio la oportunidad de utilizar su estudio para poder seguir trabajando una vez a la semana. Fue otra época de aprendizaje en la que vivían sin muchos recursos pero como una verdadera familia.

En 2015 el Quinto comenzó a dar los primeros atisbos de crecimiento y Muphasa decidió volcarse en el proyecto: aprendió programación, edición de videos y posicionamiento web de manera  prácticamente autodidacta y montó la web del Quinto con la idea de ser un portal para las batallas más allá de la web del evento. Al mismo tiempo Juan Ortelli le ofrece un trabajo de CM en Red Bull al que acabó renunciando tras la Internacional de Perú para centrarse en su proyecto. El Quinto Escalón rompió todos los esquemas y pasó de ser una competición de parque más a un fenómeno viral que se extendió por toda América Latina y cruzó el océano hasta España. Aprovechando ese impulso consiguieron organizar un evento de final de temporada en Groove (el primero de pago) y un espacio radiofónico en la cadena Vorterix con el nombre de la emblemática competencia, conducido por el propio Muphasa, su compañero en Zulú, Veeyam, y su amigo desde el IVA, Juancín.

Unos días antes de la primera emisión en la radio, se celebró la pretemporada 2vs2 del Quinto y allí la situación se volvió insostenible. A la ingente cantidad de asistentes se sumó un incidente en el que un encendedor arrojado desde  el público impactó en Duki durante la final.  Tras un parón de dos meses la competición vuelve pero con un lavado de cara, incluyendo  escenario y  DJ, y con importantes visitas internacionales desde las primeras jornadas. Este desarrollo supuso un aumento de responsabilidades que empeoró la relación profesional de Muphasa y Alejo y ese deterioro acabó por trascender al ámbito personal. Como resultado el 10 de septiembre de 2017 se produjo el anuncio del final del Quinto Escalón.

Para despedirlo Matías y Juancín organizaron el evento final con una magnitud increíble e impensable para ellos mismos unos años atrás y lograron poner un broche de oro a un movimiento único que logró trascender la competición para convertirse en un fenómeno global. El proyecto radiofónico continuó renombrado como “Damn!” y Muphasa retomó su relación laboral con Red Bull como conductor de La Gallera.

A principios de este año coincidió con Eude y Asier durante un viaje a Uruguay. Los responsables de Urban Roosters iban a Argentina para solucionar problemas con la producción de la FMS y tras conectar de inmediato con Matías acabaron por ofrecerle dicha producción. Unos meses después Red Bull hizo viajar a Muphasa a España para participar en una charla que abordase los límites de las batallas y la censura tras la polémica por una rima de Zasko. Matías decidió alargar su estancia durante diez días para conocer el país y visitó Barcelona, Alicante y Madrid. Cuando regresó a Argentina el contraste entre Europa y Latinoamérica le provocó una frustración interna y una cierta desconexión de su entorno que acabó con el fin de su relación sentimental. Sus ansias de libertad, irrefrenables una vez más, se vieron saciadas con una oferta laboral de Urban Roosters en España trabajando como responsable de comunicación para la inclusión de México y Chile en la competición y de cara a una futura FMS Internacional.

Pese a poder parecer el momento idóneo la decisión fue muy difícil, ya que supone renunciar a aquello por lo que tanto ha luchado. Sin embargo, este proyecto ha vuelto a despertar ilusión en él. La comunidad del freestyle le ha dado su respaldo unánime y, pese a despedir con tristeza el icónico espacio creado por Muphasa en la radio, le desea lo mejor en su nueva aventura sabiendo que el futuro del freestyle está en buenas manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.