En la esquina. Así espera Blon, con los guantes puestos en la producción de fotos de Red Bull. Mañana, la pelea.

BLON PONE FIN AL INVICTO HISTÓRICO DEL VIGENTE CAMPEÓN

Blon puso fin al periodo invicto de Chuty de dos años y cuatro meses en la jornada de la Freestyle Master Series celebrada el 3 de noviembre en Bilbao.

Por: @JoseMariaLillo

El 3 de noviembre se celebró en Bilbao la jornada 5 de la Freestyle Master Series con todo lo que conlleva: sorpresas, puchlines sublimes, minutos increíbles, cruces reñidos… De este último trata esto hoy, en la penúltima batalla de la noche la FMS daría al público bilbaíno una batalla para recordar en la historia del freestyle: Chuty vs Blon, y la victoria del barcelonés.

Después de dos easy mode y dos hard mode con empleos de palabras sublimes ambos MC's dejaban entrever el nivel de batalla que se le venía encima a Bilbao. Chuty cerró muy bien su primer minuto de temática, pero este es el terreno de Blon que hizo una primera temática sublime sobre “chucherías” y la segunda temática sobre “pecados” estuvo muy equilibrada para ambos. Quizás en el Hard Mode el madrileño estuvo algo por encima ya que Blon en su minuto decayó hacia el final, pero se resarció de ello en las temáticas.

La batalla ahora se encontraría en la ronda de personajes contrapuestos: Misionero vs Mbaka. En esta ronda Blon quizás estuviese ligeramente por encima, pero llegaron a las rondas que cambiaría definitivamente el curso de la batalla, las rondas a sangre. En este tipo de rondas Chuty saca a pasear su modo Dios y despuntaría de su rival, pero anoche el Monte Olimpo tuvo una disputa de hermanos. Blon no se dejó amedrentar por Chuty y sacó a la luz todo lo que es capaz de hacer en un segundo minuto a sangre que fue espectacular.

La batalla llegaría a su última ronda, la ronda Deluxe, y el “servicio de habitaciones” de Blon que probablemente sea uno de los punchlines del día. La batalla evocaría en lo que todo el público pedía, réplica. La réplica sería en formato clásico 120 segundos a 4x4, donde el barcelonés fue más contundente en sus barras. La batalla se decidiría a mano alzada con 4 Blon y una réplica, y la euforia que desprendía Blon puesto que la batalla significó algo más que una vitoria después de la nacional.

Chuty, por su parte, dejaría de estar invicto en España después de la nacional de 2016 contra Skone y 13 jornadas en esta competición (si solo se cuenta la FMS). Ha dejado muy alto su récord el madrileño para volver a rebatirlo o que alguien se lo quite. Urban Roosters dejó ayer al público bilbaíno una batalla para enmarcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.