FMS BILBAO: ¿QUÉ SUCEDIÓ EN EL BLON VS CHUTY?

El catalán, después de la prematura eliminación en la Nacional, se rehízo en un batallón de ambos, que le permite reengancharse a la pelea de la liga

Por: @javierburfis

Blon le arrebató el invicto a Chuty en la quinta jornada de la segunda jornada de Freestyle Master Series (FMS) España, en Bilbao. Es la primera derrota del madrileño en casi dos años y medio, aunque el año pasado Errecé le consiguió sacar un punto en la primera jornada en Barcelona. Era una de las batallas más esperadas de la liga, y se barajaba la posibilidad que el catalán pudiese ganar a Chuty.

En las últimas semanas se fue disipando dicha idea, ya que Blon venía de perder en octavos de final de la Final Nacional de Red Bull, mientras que Chuty había ganado (hace dos semanas) la BDM Gold ante Bnet, aunque no dio su mejor nivel en la final por problemas de salud. Chuty venía con cuatro puntos de ventaja sobre Walls y Blon, como líder destacado con 12 puntos.

Sergio comenzó muy motivado la batalla, como habitualmente, dejando uno de los mejores easy modes de la jornada. Blon no se quedó atrás y tiró de ingenio para intentar igualar la batalla; comenzó a sentirse cómodo a partir de la primera ronda de temáticas con "Chucherías", aunque se coló en la primera intervención y Chuty le respondió al instante: “Blon, cuatro compases. Si tengo cuatro chuches, quito una. ¿Cuántas quedan?”.

La ronda de temáticas fueron cuatro intervenciones prácticamente perfectas de Blon, con las que conectó más con el público que Chuty: “No es ningún problema, es una maricona. Me ponen chucherías, me lo follo sin goma”. La siguiente ronda de temáticas es un resumen fidedigno de la batalla; hablando de "Pecados", todas las intervenciones fueron buenas, pero las de Blon llegaron al público y al jurado mientras que las de Chuty costaron más de captar.

Una de las rondas más espectaculares fue la de personajes, en la que aparecieron dos de los hosts más famosos del mundo del freestyle: Misionero vs Mbaka; prácticamente todos los punchlines fueron humillantes y en relación con la temática. La sensación fue que, hasta entonces, la batalla podía caer del lado de Pablo, pero el nivel Chuty seguía muy parejo al gran talento de Blon.

Chuty fue, dentro de su siempre increíble nivel, una montaña rusa: tuvo momentos malos (para lo que estamos acostumbrados de él), pero tuvo líneas que saldrán en todos los vídeos recopilatorios: “Yo no voy a la Red Bull y la vuelves a perder. Te dejo la casa sola y ¿te acuestas a las diez?”. Blon fue más constante durante toda la batalla, y la última ronda con instrumental Chuty subió mucho el nivel; la impresión de la mayoría era que Chuty ganaba.

El jurado dio réplica, sin duda merecida y perfecta para el espectáculo. Fue un martirio para Chuty, que se veía como vencedor de la batalla, e hizo que su nivel no fuese todo lo bueno que podía ser. En cambio, durante los dos minutos de réplica, Blon (que también creyó que podía ganar la batalla) vio una oportunidad de oro para rehacerse anímicamente en las batallas y sacó fuerzas de flaqueza para ponerse en "modo Dios". El jurado fue unánime en la victoria de Blon, excepto por Mr. Ego que votó otra réplica, decisión que argumentó en un tweet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.