BDM GOLD ESPAÑA: LA NACIONAL EN 5 MOMENTOS

La BDM Gold España concentró a dieciséis de los mejores freestylers del país el viernes 19 de octubre en la sala Shoko de Madrid. La competición tuvo como campeón a Chuty, uno de los nombres más fuertes de la lista de clasificados, que se disputó la final contra el ganador de Red Bull 2018, Bnet. Durante las distintas rondas, el público pudo disfrutar de batallas muy polémicas e igualadas, como el Mr Ego vs Hander o el Mnak vs Mowlihawk, y también de otras que dejaron rimas espectaculares, por ejemplo, la semifinal entre Mr Ego y Bnet.

Por: Andrea Nicolás

En primer lugar, en la ronda de octavos se dieron dos enfrentamientos de nivel muy alto. Por un lado, la batalla entre Kensuke y Mr Ego estuvo igualada y, de hecho, fue necesaria una réplica para que el jurado se decantara finalmente por Mr Ego. En la primera parte, ambos MC’s batieron en un formato de 4x4 libre, y, después, con temática. Kensuke aprovechó para dejar un poco de lado su más que conocida puesta en escena, dada al espectáculo y al show, con un formato más apto para Red Bull, y sorprendió con un doble tempo aceptable, buen ingenio y buena actitud. Mr Ego, por su parte, incendiaba el escenario y no había quien le parara. Sus punchline sus iban directos a atacar a Kensuke e incluso flirteó con skills como el flow. Cuando terminó la batalla, el público pedía una réplica, y el jurado le hizo caso. Todos votaron réplica, salvo Jony Beltrán, quien se decantó por Mr Ego, y este se acercó para darle la mano y agradecerle. En la ronda a sangre, Kensuke bajó el nivel y su rival se mantuvo contante, e incluso sorprendió con un doble tempo. Finalmente, los mismo cuatro que antes no se habían querido decantar por ninguno, dieron el pase a Mr, y Jony B pidió otra réplica.

Otra de las batallas del día, muy comentada, fue la de Mnak vs Mowlihawk. El gaditano seguía indispuesto después de la lesión que sufrió antes de la nacional de Red Bull, pero no se achantó ante un rival como Mnak. Tardó poco en meterse a la audiencia en el bolsillo, y su conexión con el público fue, como siempre, brutal. Mnak, por su parte, fue muy constante con un punchline directo, buen ingenio y skills, y mucha agresividad. En la segunda ronda, el manchego desplegó su flow sobre la base y Mowlihawk bajó un poco el nivel. Al finalizar la batalla, el público coreaba el nombre de Mnak. Sin embargo, el jurado decidió que el veredicto fuera para Mowlihawk, algo que sorprendió a muchos. Durante la batalla, él mismo, uno de los mayores referentes del panorama urbano, ganador de la General Rap y subcampeón de la edición de agosto, había hecho referencia a los supuestos “tongos” que había sufrido. Parece ser que aún no es su momento de triunfar en el ámbito de los escenarios.

El enfrentamiento entre Hander y Mr Ego en cuartos fue bestial. Durante la primera ronda, el valenciano desplegó su ingenio y sus juegos de palabras, y el madrileño fue fiel a su estilo agresivo y se atrevió con buenos flows. En la segunda parte de la batalla, el 8x4 libre, Hander improvisó dos patrones brutales, con una técnica que no había sido escuchada antes, haciendo un juego con la palabra “francotirador” y la sílaba “ti”. Al finalizar, le pidió a Chuty, que veía la batalla desde el lugar destinado a los competidores, que se inventara “un truco nuevo" mejor al que acababa de improvisar Hander. El público se volcó con el gallo de la FMS, que desprendía muchísima fuerza, pero no fue suficiente para llevarse el pase a semifinales. El jurado pidió una réplica, que probablemente descolocó al valenciano y le obligó a bajar el nivel. A Mr Ego esta nueva oportunidad le motivó, y subió mucho sus skills y su ingenio. Los cinco miembros del jurado decantaron el enfrentamiento hacia el lado del madrileño, y el público comenzó a corear “tongo”. Hander salió en defensa de la decisión de los jueces, y afirmó que “hay que ser deportista”, estuviera o no de acuerdo con su fallo.

En las seminales, Mr Ego, que venía de una batalla muy polémica con Hander, se enfrentó al hombre de hielo, Bnet. Este fue un duelo a muerte entre dos estilos muy distintos que dieron su cien por cien. Mr Ego comenzó con muchísima actitud, con ingenio, flow y métrica. Bnet, por su parte, aprovechó también para desplegar sus estructuras y unas rimas buenísimas. En la segunda ronda, la batalla empezó a decantarse para el reciente campeón de Red Bull, cuando hizo que el público estallara con una de sus rimas, impidiendo incluso que su rival pudiera seguir improvisando durante un patrón entero. Mr Ego, a pesar de dar un muy buen papel, de jugar con el speaker en una rima y de recurrir a recursos como el calambur, no fue capaz de imponerse a un Bnet que venía muy fuerte y con muchas ganas.

La última gran batalla de la noche fue la de Chuty contra Bnet, la final de la nacional de BDM Gold. En la primera ronda, se veía a ambos entrando en calor, aún sin dar su mejor papel, quizá incluso un poco desganados. Chuty se trabó en un par de ocasiones, y Bnet no desplegó sus mejores skills. Pero esto cambió pronto, cuando el más joven comenzó a rimar usando unas estructuras complejas y muy elaboradas, y la bestia de Entrevías sacó sus enormes bazas, con doble tempo y muy buena actitud. Ambos fluían muy bien sobre la base, y cada uno era fiel a su estilo todo el tiempo. Tanto así, que resultaba muy difícil decidirse por un claro ganador, la batalla estaba muy igualada. Los dos MC's tuvieron momentos álgidos y otros más bajos, fueron algo irregulares y no era clara para ninguno de los dos. Quizás algunos matices, como la falta de fuerza de Bnet en algunos de sus punchlines, frente al ingenio rebuscado de Chuty, consiguieron que el bicampeón de España en Red Bull, ganador de la pasada edición de FMS y también invicto desde hace ya meses en su país se llevara el trofeo de BDM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.