RED BULL ESPAÑA: LA FINAL NACIONAL ESPAÑOLA CIERRA SU LISTA

Facebooktwitteryoutubeinstagram

La victoria de Botta en La Última Oportunidad le convierte en el último clasificado para la final nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos. La lista carece de un candidato claro para alzarse con el título y varios de los competidores podrían dar la sorpresa.

Por: @jlctraver


La final nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos se celebrará el sábado 13 de octubre en el Wizink Center (Madrid). Botta se convirtió en el último nombre de la lista de dieciséis competidores que pelearán por convertirse en el nuevo campeón nacional. Por primera vez desde 2013, ninguno de los gallos que han conseguido el primer puesto en nacionales anteriores luchará por repetir su triunfo, por lo que 2018 deparará un campeón inédito. A continuación, repasaremos la nómina de clasificados y analizaremos sus características para intentar anticipar qué pueden aportar.

Force: El vigente subcampeón acudirá a la nacional sin el rodaje que ofrecen las regionales, pero habiendo participado en otras competiciones –como Freestyle Master Series (FMS)-y también en batallas de exhibición. Su estilo, basado en el punchline y la respuesta, encaja con el formato de Red Bull y, aunque tendrá complicado repetir la actuación que firmó en 2017, es uno de los candidatos a pasar un par de rondas.

Force luchando por el primer puesto contra Chuty en 2017.

Blon: Los años pasan y el barcelonés siempre aparece como un ganador potencial. Esta será su sexta nacional consecutiva, lo que le otorga tanto experiencia como presión, pues gran parte de los focos estarán puestos sobre él. Muchos lo consideran el gallo con más ingenio, rasgo que le permite lanzar ataques muy contundentes, pero sufre al adaptarse a determinadas instrumentales. En una buena noche, podría salir campeón, pero hay varios nombres en la lista con nivel para impedírselo.

Elekipo: Said es el eterno infravalorado. Tiene punchline, puesta en escena y fluye muy bien, pero, por algún extraño motivo, no suele aparecer en las quinielas. No obstante, en la pasada nacional dio un golpe sobre la mesa y no sorprendería verlo alcanzar las rondas finales por segundo año consecutivo.

Blon y Elekipo disputando la medalla de bronce en la nacional de 2017.

Sweetpain: Tras un año sin participar en Red Bull, regresa a una nacional tres años después. Arrasó en la regional sevillana, como vaticinaban los pronósticos y asistirá al Wizink Center para corroborar que forma parte de la élite del panorama español, pues es otro de los candidatos a llevarse la victoria.

Robledo: Aprovechó su primera participación en Red Bull para confirmar lo que llevaba un par de años insinuando en otras competiciones: que tiene potencial para enfrentarse de tú a tú a cualquiera. La agresividad y la seguridad en sí mismo son dos de sus rasgos más característicos y, pese a no hallarse entre los favoritos para conquistar la nacional, está capacitado para aguarle la fiesta a los quince competidores restantes.

Mowlihawk: Vuelve a una nacional de Red Bull nueve años después. Tras cinco años de intentos frustrados, la perseverancia ha fructificado y ha vuelto colarse entre los dieciséis elegidos. Mowlihawk es un showman y probablemente brindará alguno de los momentos más graciosos de la competición. Además el sistema actual de emparejamientos podría ayudarle a repetir sorpresa.

Mowlihawk es ya un veterano en Red Bull, que obtuvo el subcampeonato en 2009. 

Kensuke: El madrileño tendrá la oportunidad de invertir la tendencia de un 2018 en el que las cosas no le están saliendo bien. Basa su estilo en la puesta en escena, pero últimamente se le nota demasiado forzado y, además, ha perdido gran parte de su conexión con el público. Además, a diferencia de los dos últimos años, acude a la nacional tras haber firmado una de las regionales más discretas que se le recuerdan.

Walls: Sin duda alguna, se encuentra entre los grandes favoritos para conquistar el oro. Walls es uno de los gallos más completos y, pese a su juventud, ya acumula una considerable experiencia que puede ayudarle a evitar situaciones como las que vivió en la pasada nacional. Sorprendería mucho verlo caer antes de las semifinales.

BTA: Otro de los clásicos de la Red Bull Batalla de los Gallos. El malagueño siempre ha rendido mejor en las regionales que en las nacionales y, pese a que es un aspirante al título, puede que llegue en un escalón inferior al que ocupó en los dos últimos años. Aspira a conquistar el título, pero para lograrlo deberá mejorar las últimas actuaciones que ha protagonizado. No sorprendería verlo alcanzar las semifinales.

BTA y Walls en una final regional épica en Barcelona.

Eude: Protagonizó una de las grandes sorpresas de la regional barcelonesa, al colarse en una lista repleta de nombres y talento. Fue uno de los beneficiados por el sistema de emparejamientos, que le situó en un cuadrante más asequible que otros. Además, desde fuera pareció que salió a competir sin presión, con la única finalidad de disfrutar, y quizá este sea otro de los motivos por los que logró clasificarse. Por el nivel de la lista, parece complicado que pase más de una ronda.

Barón: Se encuentra ante uno de los grandes retos de su carrera. Su historial está repleto de veredictos dudosos y, pese a que es su tercera nacional, jamás ha conseguido avanzar una sola ronda. Sobre el papel, cuenta con todo lo necesario para dar un golpe sobre la mesa y reivindicarse. Si muestra su mejor versión y la suerte le acompaña, podría alcanzar las semifinales.

Tirpa: La gran revelación del año. Acudió casi como un desconocido a la regional valenciana y consiguió someter al resto de competidores. Desde ese momento, las expectativas se han disparado y mucha gente considera que puede hacer algo grande. Su irrupción supuso un soplo de aire fresco y posee un estilo muy diferenciado. Su techo dependerá del modo en el que gestione la presión, pues la gente ha depositado mucha confianza en él.

Errecé: Llegará con ganas de reivindicarse, tras perder en la final de la regional celebrada en Valencia, su ciudad. En ocasiones abusa de la entonación y descuida otros aspectos que también domina, como el punchline, y que sin duda le ayudarían a obtener mejores resultados. En esta nacional, dispone de una gran oportunidad para repetir el papel que protagonizó en 2016 y, por qué no, incluso mejorarlo.

Tirpa contra Errecé, disputando el primer puesto de la regional en la que dio la sorpresa.

Hander: Por fin ha conseguido romper el gafe que le perseguía y clasificarse para una final nacional. Tras muchos años de sufrimiento, ha conseguido cumplir uno de sus grandes objetivos, aunque no se conformará con ello y buscará ofrecer su mejor versión en Madrid. Como Elekipo, es uno de los grandes infravalorados, y, pese a que tampoco se encuentra entre la terna de los principales favoritos, puede ganar a cualquiera.

Zasko: Han pasado más tres años desde su brillante aparición en Red Bull y no ha sido capaz de ofrecer el nivel con el que se coronó en la regional de Barcelona, en 2015. Lleva dos años seguidos cayendo en octavos e intentará finalizar esta mala racha. Su estilo, muy técnico, es de los que menos encaja en el formato de Red Bull, y resulta complicado imaginarle con el oro. Aun así, lleva tres años instalado en la élite del freestyle español y podría dar un golpe sobre la mesa en el Wizink Center.

Botta: Fue uno de los protagonistas de las regionales. Ofreció un nivel superior al mostrado por varios de los clasificados directamente, pero los cruces lo emparejaron con un intratable Walls y le condenaron a disputar el evento de La Última Oportunidad. Tras vencerlo, debutará en una nacional de Red Bull en la que puede convertirse en la sorpresa del evento, pues cuenta con un estilo muy agresivo e hiriente.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.